jueves, 30 de octubre de 2014

BREVE HISTORIA DE LOS SUMERIOS - Ana Martos



El dios de los escribas me ha concedido el don de conocer su arte. He sido iniciado en los secretos de la escritura. Puedo incluso leer las intrincadas tablillas en shumerio; comprendo las enigmáticas palabras talladas en la piedra de los días anteriores al Diluvio. (Frase del gran rey Asurbanipal, último gran rey de Asiria)

Al igual que la flor emerge del limo inmemorial, el nacimiento de la civilización humana también surgió del barro y del agua. Entre dos ríos de nombre inmortal, El Tigres y El Éufrates, hace ya muchos milenios comenzaron aparecer una serie de asentamientos que la arena del tiempo consiguió enterrar. Los habitantes de esta civilización antigua y misteriosa, crearon muchas cosas que hoy todavía utilizamos y que sin ellas no seriamos nada, como por ejemplo las matemáticas, arquitectura, escritura, o los productos farmacéuticos. A pesar de su importancia, desaparecieron de la faz de la tierra y hasta mediados del siglo XIX no volvieron a ver la luz del sol cuando unos arqueólogos en Mesopotamia lograron descifrar una serie de tablillas en las que ponía lo siguiente: “Reyes de Sumer y Acad”. De éstos últimos se tenía alguna noticia, pero ¿y de los primeros, los sumerios? ¿Quiénes eran? (Continua)

miércoles, 29 de octubre de 2014

UNA ESTATUA PARLANTE



Según el diccionario un pasquín es un escrito anónimo que se fija en un sitio público, con expresiones satíricas contra el Gobierno o contra una persona particular o corporación determinada. Además señala que es un italianismo y que tiene su origen en las chanzas de un humilde zapatero romano. Se sabe que Pasquín o Pasquino, como prefieran llamarlo, era una artesano al que le gustaba contar continuamente chismes de todo el mundo en especial de los nobles del momento. Le gustaba reunirse en su zapatería con cualquier persona que quisiera oírlo, y nunca paraba de hablarles sobre cualquier cotilleo picante. Pero un buen día nuestro zapatero murió y los parroquianos del lugar, honrando su figura, colocaron delante de su tienda el tronco de una estatua,  para que todo el que quisiera colgara allí las sátiras, o pasquinadas del momento. Como curiosidad las replicas a éstas también se colocaban en otra estatua situada cerca del Coliseo llamada Marforio.

Tan popular fue esta estatua que una vez el papa Adriano VI, hastiado por las críticas que recibía, decidió un día arrojar este tronco marmóreo  al Tíber. Pero el duque de Sesa, que en esos momentos era el embajador español en Roma, le dijo lo siguiente: “Santidad, si hacéis eso, el Pasquín se tornará rana, y si antes cantaba de día ahora lo hará de noche, cuando todo se oye con mayor nitidez”.

martes, 28 de octubre de 2014

EL ORIGEN DE LA CALABAZA DE HALLOWEEN



Se acerca el día 1 de Noviembre, festividad de Todos los Santos, y ya la mayoría de las tiendas españolas comienzan a decorarse con motivos de otra festividad celta llamada Halloween. Ésta se celebra la noche anterior, la del 31 de Octubre, y si no se han dado cuenta tiene a la calabaza como símbolo principal de la celebración. Las fruterías, como por arte de magia, comienzan a llenarse de calabazas. Las tiendas, ya sean verdaderas o falsas, las cuelgan junto a telarañas de pega e imágenes de monstruos. Los niños van a los supermercados para comprarlas, vaciarlas junto a sus padres y hacerlas caras sonrientes para meterles una vela e iluminar esa mágica noche. Por tanto solo queda hacernos esta pregunta ¿por qué esta hortaliza es el emblema principal de esa festividad?

Cuenta la leyenda que un hombre malvado llamado Jack, al morirse, no podía entrar en el cielo y el infierno, y desde entonces vaga por la eternidad buscando una salida. Cuando se aparece a alguien lleva una calabaza hueca y dentro una vela para iluminar su camino errante. En cambio existe otra leyenda que dice que fue una bruja quien castigo a Jack por no ayudarle a preparar una sopa una noche de Halloween. Por arte de magia ésta le redujo de tamaño y lo introdujo dentro de una calabaza. Por mucho que éste intentara salir, sus brazos y piernas se iban quedando pegados a las paredes interiores, llegando el momento en que acabó fusionándose con la misma calabaza, adoptando desde ese momento una sonrisa siniestra. En el mundo anglosajón llegó a conocerse como Jack O´Lantern… Jack el Linterna

Interesante ¿no?

lunes, 27 de octubre de 2014

EL BUEN OLOR EN EGIPTO



Los egipcios eran un pueblo muy limpio, y les gustaba enorgullecerse de ello. Pero ¿cómo mostrar artísticamente al mundo lo que no se ve? Las técnicas pictóricas del momento no permitían reflejar el buen olor por lo que los artistas egipcios se las ingeniaron para simbolizarlo en sus creaciones. Por ejemplo pintaban manchas amarillas, o puntos de ese color, en los ropajes indicando que las personas representadas se habían perfumado debidamente para la ocasión. En cambio llama la atención que en las pinturas del Imperio Nuevo Egipcio (1550 – 1070 a.C) podemos observar encima de las pelucas unos peculiares conos de arena o grasa con una especie de color amarillo encima. Hay quien piensa que parecen flanes. Siempre se ha creído que estos conos los llevaban los egipcios en las recepciones, festividades y ceremonias importantes y que estaban perfumados, para que al derretirse se impregnara la peluca con el olor. Pero actualmente algunos estudiosos opinan que estos conos debían ser muy aparatosos y pocos prácticos de llevar. Por lo que creen que al igual que las antiguas manchas amarillas simbolizan meramente el buen olor de la persona representada.

domingo, 26 de octubre de 2014

UN VOLCÁN EN GUERRA



En Marzo de 1944 el Vesubio volvió a estallar. Los napolitanos ya habían empezado a barruntar el desastre desde el día 13 pues sentían continuos temblores de tierra desde entonces. Pero no fue hasta el 17 cuando el volcán comenzó a escupir lava ardiente y oscura ceniza a los alrededores. Once días estuvo soltando su carga mortal  destruyendo todas las poblaciones que había a su alcance como San Sebastiano al Vesuvio, Massa di Somma y parte de San Giorgio en Cremano. Murieron un total de 26 personas y otras 12.000 fueron afectadas al hundirse sus hogares.

Ya el Vesubio había sacudido la tierra anteriormente, pero lo que lo hacia especial esta vez era que mientras el volcán arrojaba lava ardiente a la gente, Italia estaba inmersa en la Segunda Guerra Mundial. Justamente en esos momentos los aliados estaban atacando a las fuerzas alemanas e italianas con el fin de echarlos de la península itálica. Al principio los soldados americanos veían la enorme columna de humo como un espectáculo. Pero se dieron cuenta del enorme peligro que corrían cuando un gran número de rocas ardientes comenzaron a caerles a su lado matando a algún que otro soldado despistado. Además aquel desastre no solo se cebó con los soldados de a pie sino que también la enorme maquinaria de guerra americana sufrió daños. Cerca de la zona de Pompeya se había construido un aeródromo para alojar a un total de 340 bombarderos del Ejercito del Aire Americano (USAF). Debido a la ingente cantidad de cenizas, polvo y fuego que había en el aire, entre 78 y 88 bombarderos B-25  fueron destruidos o inutilizados. E igualmente como consecuencia de toda esta polución una gran parte de los soldados de retaguardia fue enviada a Nápoles para limpiar las cenizas y cascotes que había provocado la cercana erupción. Soldados que hubieran sido más necesarios en el frente. Como se puede ver el Vesubio echó una mano a los nazis y a los fascistas italianos durante la Segunda Guerra Mundial.

sábado, 25 de octubre de 2014

EJECUCIONES A LA CARRERA



En torno al Palacio de Topkapi (Turquía) existen muchas leyendas y curiosidades, pero hay una que llama especialmente la atención. Se dice que cuando el sultán de turno llamaba a su presencia a algún visir que hubiera cometido alguna falta grave era llevado a este suntuoso palacio y de inmediato un sirviente le servía un sorbete bien fresquito. Si el contenido era de color blanco significaba que el sultán le perdonaba. Pero si era de color rojo… ¡ya podía darse prisa! Al sentenciado a muerte entonces se le daba la oportunidad de correr trescientos metros hasta el lugar de ejecución. Si llegaba antes que el verdugo se le perdonaba la vida, pero si se retrasaba inmediatamente se le cortaba la cabeza. Con este sistema tan curioso el sultán Selim I llegó a ejecutar a siete visires, y tan de moda se puso esta pena de muerte que sus súbditos, cuando se enfadaban con alguien decían lo siguiente: “¡Qué te vuelvas visir de Selim!”

VIAJE POR ESPAÑA -Hans Christian Andersen



Viajar es vivir

Cuando hace ya muchos años estudiaba en la Facultad de Letras, existían una serie de créditos universitarios (así los llamaban entonces) que había que gastarlos en alguna asignatura aparte de las obligatorias. En algunos casos se podían hacer asignaturas de otras carreras o similares, pero en verdad lo a mi me gustaba era utilizarla en las que trataban sobre literaturas de distintas partes del mundo. Así conocí la eslava, inglesa, francesa e incluso islámica. Y entre todas ellas, la que me pareció más curiosa y entretenida fue la que hablaba sobre la literatura y cultura nórdica. Allí aprendí mucho (también en parte porque la profesora era danesa) sobre la cultura, arte y sociedad de aquellos países. Gracias a ello tuve la ocasión de conocer a grandes escritores desconocidos en España, y algunos de los que solamente nos han hablado de pequeños, como por ejemplo Hans Christian Andersen. El gran público en general sólo conoce de él los cuentos que hemos leído cuando nuestra alma era pura como El patito feo, La reina de las nieves, La sirenita, o la escalofriante La cerillera. En alguna ocasión hay personas entendidas que también conocen su autobiografía llamada El cuento de mi vida… pero pocos son los que saben que entre Andersen y España hubo desde siempre un romance especial.

Es una historia que ha quedado en el olvido, pero que es bueno recordar de vez en cuando para que todo el mundo tenga ocasión de apreciar el amor que sentía el escritor danés por nuestro país. Solamente una placa en la castiza Puerta del Sol nos lo recuerda. Si alguna vez acuden a este lugar no duden en alzar la vista, ya que al lado de la pastelería La Mallorquina, enfrente, uno puede leer lo siguiente: Aquí estuvo la fonda La Vizcaina donde residió en 1862 Hans Christian Andersen según escribió en su diario. ¿De qué diario nos habla la dorada placa? No se impacienten pues principio hablarles del fantástico viaje que hizo una vez este hijo de la Reina de las Nieves a una tierra de arcano sol. Todo este maravilloso periplo quedó reflejado en un diario llamado Viaje por España y que hasta hoy en día ha sido bastante desconocido. Pero empecemos por el principio…