martes, 1 de noviembre de 2011

UN CURIOSO SEÑALADOR



Las bibliotecas son un auténtico tesoro de la cultura en donde podemos hallar todo el saber humano apretujado entre estanterías de libros. Pero en ellas muchas veces los usuarios y los expertos de estos lugares suelen encontrar otros “tesoros” no menos curiosos. Al coger uno un libro puede hallar entre sus hojas antiguos puntos de lectura, recibos bancarios, restos de hojas de periódicos o si tiene mucha suerte un billete con el que alegrar el día. Pero nada de lo encontrado puede superar a lo que descubrieron unos investigadores dentro de un libro del siglo XVI en la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca.

Parece ser que mientras se efectuaba una revisión y catalogación de los fondos de esta excelsa biblioteca se encontró dentro de un antiguo manual de medicina... ¡un preservativo en buen estado!
Parece ser que se hallaba dentro del libro envuelto en una hoja de periódico de 1857. No sabemos si había sido usado o no pero los expertos han verificado que se trata de un ejemplar perfecto de anticonceptivo de uso común en la época: hecho de tripa natural de cerdo teniendo en su extremo una cinta de color azul que servía de cierre en el comienzo del miembro masculino. Lo más seguro era que su dueño fuera un estudiante de medicina del siglo XIX que lo escondió allí para futuras fiestas nocturnas.

Actualmente se encuentra expuesto en una de las vitrinas de la Biblioteca Histórica en la que se muestran junto con nuestro preservativo otros objetos curiosos hallados dentro de los libros.