domingo, 1 de abril de 2012

BREVE HISTORIA DEL CONDÓN, Y DE LOS MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS, de Ana Martos



Póntelo, pónselo… (Spot publicitario)

Cuenta la leyenda que Gea, la madre de Zeus, le pidió una vez a su tonante hijo que pensase algún remedio para eliminar de manera sencilla y eficaz a una parte de la raza humana pues habían crecido tan rápidamente que el peso de sus pies le agobiaban en extremo y no sabía si podría resistir por mucho tiempo aquella mole de gente encima suya. Por ello, su divino hijo hizo que la guerra campase a sus anchas por el mundo para que de este modo descendiera el número de habitantes de forma sangrienta y de paso les enseñó también la manera de contener el nacimiento de vástagos que infligían tanto daño a su pétrea madre. Parece ser que las lecciones tuvieron éxito ya que desde la mismísima Prehistoria, en que el hombre no tenía todavía consciencia de ser parte de la Historia en si misma, la raza humana se dio cuenta que era necesario, por capricho o por excesivo crecimiento de la población, que se diera cierto control al nacimiento de hijos. Ana Martos, con su libro Breve Historia del Condón y de los métodos anticonceptivos, nos habla de este tema tan peliagudo haciéndonos partícipes de un increíble y fascinante viaje por la historia de las formas de evitar embarazos innecesarios y los métodos seguros y curiosos que ha tenido la raza humana de luchar contra las enfermedades venéreas.

El famoso "preservativo" de Tutankhamon

El control de la natalidad es uno de los asuntos que más han preocupado a las distintas civilizaciones desde el comienzo de los tiempos hasta ahora. Si eliminamos turbios componentes religiosos y éticos de nuestra cabeza, y dejamos atrás rancias ideas preconcebidas o añadidas por vagos rumores callejeros, podremos leer en este libro con toda tranquilidad y cumplida expectación cuales fueron los métodos que se emplearon para fijar el numero de hijos que habría de haber en la sociedad para evitar hambrunas o cargas excesivas al gobierno. Que nadie se lleve a error al pensar que esta obra es banal y superficial pues Ana Martos con una temática rigurosa a la vez que entretenida y didáctica, no nos habla solamente de la historia de los métodos anticonceptivos en sí sino como éstos fueron fijados por el orden establecido y de manera paralela por el pueblo. Desde Egipto y Mesopotamia en que el control de la natalidad era fijado con exactitud y eran admitido los métodos anticonceptivos como por ejemplo la contracepción de manera natural, las sociedades de la antigüedad, como Roma o Grecia, supieron valorar la programación familiar desde formas lógicas de evitar embarazos hasta situaciones extremas como la eliminación de los hijos no deseados de manera violenta mediante abandonos en distintos sitios hasta la supresión de aquellos inocentes a través de atroces muertes sean estas solicitadas por sus propios padres o por conveniencias estatales (acuérdese uno de Esparta, por ejemplo).

 La experiencia y conocimientos sexuales no son algo nuevo en los tiempos de hoy en día pues la humanidad ha sentido sus apetencias más personales desde siempre. Como animales que somos muchas veces no siempre nos es posible atemperar nuestra lívido frente a la pareja que tengamos en esos momentos por lo que a lo largo de la historia muchos seres  humanos han tenido que ingeniárselas para disfrutar de sus momentos más íntimos sin desear cargas futuras. Aunque parezca increíble el uso del preservativo, como lo conocemos actualmente, ha variado de forma y de material a lo largo de los siglos, no siendo siempre usado de la misma manera. Con la palabra “preservativo” no tenemos que pensar siempre en el adminículo masculino para evitar la procreación sino también en métodos anticonceptivos utilizados por la mujer para evitar embarazos no deseados. La autora, en este fantástico libro nos habla de ellos de manera cronológica, enseñándonos cuales eran los más efectivos y cuales eran auténticos fraudes y supercherías de vendedores sin escrúpulos o parteras fantasiosas. El uso del condón no siempre ha sido utilizado para eliminar la eclosión seminal sino que, aunque parezca increíble se utilizó hasta no hace mucho tiempo para evitar enfermedades venéreas tan molesta en el hombre y la mujer. Con una mirada objetiva y siempre ejemplarizante, este libro nos enseña todos los métodos que ha habido a lo largo de la historia como el ya mencionado preservativo masculino (condón) hechos de distintos materiales como la tripa de animal, la seda o el fino terciopelo  hasta el moderno y “seguro” látex; pócimas, pesarios, bálsamos hechos de mil y una materias que abarcan desde las más aromáticas y livianas hasta las mas sucias y curiosas (como por ejemplo el estiércol de distintos animales); tampones también confeccionados de diversos materiales junto con diafragmas e irrigaciones de fuertes líquidos; o el siempre polémico aborto.

El amante cauto, de Nicolas Tassaert

Y es que Ana Martos no esconde en Breve Historia del condón y de los métodos anticonceptivos, las polémicas que ha habido siempre sobre estas formas de planificación familiar. Desde las mismísimas pirámides de Egipto y la excelsa puerta de Ishtar que todas las mañanas saludaba con puntualidad al astro rey hasta el día de hoy, las controversias que ha habido sobre el control natalicio han suscitado acalorados discursos de los grupos provida frente a los que defienden métodos propios en sus relaciones sexuales. Como sabrá el carísimo lector que en estos momentos se asoma a esta humilde reseña hasta no hace mucho en nuestro país la problemática del aborto ha sido tema espinoso el cual todavía no se ha resuelto con satisfacción por ninguna parte implicada (¡nosotras parimos, nosotras decidimos!), y es por ello que habrá de imaginarse que esta situación no es solamente actual sino que ha de multiplicarla para saber como han sido estas luchas desde la mismísima prehistoria, en la que supuestamente vemos ya un “preservativo” en las cuevas de Combarelles o en la refinada corte de Tutankhamon, pasando por las distintas edades en la que el ser humano ha tenido sus “apetencias”.

A pesar de que el tema de los condones y los distintas formas de contracepción han sido relegados por la sociedad a una forma secundaria y trasera de la historia debido a prejuicios y falta de educación sexual, quedando muchas veces recogidas bajo el singular titulo de higiene sanitaria en la bibliotecas, la historia de la planificación familiar y los distintos preservativos que han existido para hombres y mujeres nos ha acompañado desde siempre por lo que libros como el que nos ofrece Ana Martos nos es muy necesario y esencial para comprender cuales han sido los formas de evitar embarazos y saber que este tema está todavía vigente hoy en día en su mayor esplendor.