jueves, 31 de julio de 2014

¡COMO SUBA Y TE PILLE…!



Desde el principio de los tiempos, por ignorancia, la humanidad ha considerado a los cometas como mensajeros de terribles desgracias. Ora anunciaban una guerra, ora un brote de peste, o la muerte de monarca que podía cambiar el destino de un imperio. Todo el mundo lo temía… ¿todos?... no, en verdad todos no, pues hubo alguien que no dudo en enfrentarse a él con sus propias armas: el Papa Calixto III. Cuenta la tradición que en 1456 los astrónomos del Santo Padre le avisaron de que en la bóveda celeste había aparecido un gran cometa (en concreto era el cometa Halley) y que se sin prisa ni pausa se dirigía hacía Roma. Rápidamente pensó que se trataba de un símbolo de mal agüero, tal vez una posible amenaza por parte de los turcos, pero en vez de caer en el pánico lo primero que hizo fue proclamar una bula en la que decretaba la excomunión de aquel cuerpo brillante, y acto seguido, mientras los demás romanos no paraban de rezar temblorosos en las distintas iglesias de la Ciudad Eterna, ni corto ni perezoso se subió a lo alto del palacio papal y con un hisopo comenzó a rociar el aire en dirección al cometa. ¡Habría que haberlo visto agitar el puño en dirección al Cometa Halley!

miércoles, 30 de julio de 2014

EL ORIGEN DEL TÉRMINO “PROTESTANTE”



¿Por qué a los luteranos también se les llama protestantes? Es un error muy común creer que este término nació en el mismo momento que Martín Lutero clavó sus 95 Tesis contra las indulgencias en la puerta de la capilla del castillo de Wittenberg un 31 de Octubre de 1517. Pero en honor a la verdad esta palabra, que viene a ser un símbolo de la “reforma religiosa”, apareció unos cuantos años después en la ciudad alemana de Speyer (Spira). Un buen día los luteranos de aquella localidad se reunieron en asamblea y parece ser que protestaron de manera vehemente contra los decretos establecidos por el emperador Carlos V, quien les censuraba sus ideas y manifestaciones religiosas. En alemán el adjetivo protestante se escribe protestantisch, y muy pronto esta denominación pasó a Francia e Inglaterra transcrita como protestant, y en los países del sur de Europa se acabó escribiendo como protestante.

martes, 29 de julio de 2014

NO HAY DINERO QUE POR BIEN NO HUELA



Uno de los rasgos más importantes del emperador Vespasiano era su gran avaritia. No pensemos que estoy utilizando un término peyorativo, al revés, ya que este adjetivo aplicado a este gobernante romano se puede traducir como ahorrador. Un ejemplo de ello podemos apreciarlo en alguno de sus actos ya que una tuvo una fijación perpetua por sanear las cuentas públicas y por luchar contra los excesos y el derroche financiero. Aun así, algunos escritores como Suetonio vieron en estas acciones claros síntomas de codicia. Una de las anécdotas que mejor explica esta posible falta es la referida a la tasa que puso este emperador por orinar en las bacinillas de las letrinas públicas. Aunque pueda parecer una locura hay que explicar que el líquido resultante era utilizado posteriormente por los curtidores y bataneros para clarear las togas de los senadores. Pues bien, parece que este impuesto fue bastante impopular pues incluso su hijo Tito le reprochó haber puesto precio a la orina. Pero su padre, ni corto ni perezoso, cogiendo unas monedas de un saquito que tenía cerca se las puso debajo de la nariz y le preguntó si olían mal. Tito tuvo que confesar que no, a lo que Vespasiano, con una sonrisilla, repuso: “Pues esto es el producto de la orina”. Y de ahí la expresión Pecunia Non Olet (El dinero no huele)

lunes, 28 de julio de 2014

LA OBSESIÓN MILENARISTA DE ADOLF HITLER



Desde el principio, en casi todos los discursos de Adolf Hitler (1889 – 1945) se repetía continuamente la siguiente expresión: El Reich de los Mil Años. Por ejemplo el 1 de Septiembre de 1933 el dirigente alemán se dirigió a su pueblo diciendo que su legado perduraría en el tiempo y que sería un Tausendjähriges Reich (o Reich de los Mil Años). Seis años después el ministro Goebbels matizó este discurso y cambió el término por el de Gran Reich Alemán. Como se puede ver el Führer tenía una especie de obsesión con esta idea. Y aunque pueda parecer paranoico (que lo era) esta fijación con el milenarismo no era gratuita sino que le venía dada por una costumbre alemana que hunde sus raíces en la misma Edad Media.

En aquella época  el monje Gioacchino da Fiore (1130 – 1202) distinguía tres etapas en la historia de la humanidad: la del Padre (perteneciente al Antiguo Testamento); la del Hijo (es decir, el Nuevo Testamento); y la del Espíritu Santo en la que aparecería un nuevo Mesías que gobernaría un total de mil años e inauguraría un Tercer Imperio que enlazaría con la venida del hijo de Dios y el Reino de Cristo. Ya entonces se pensó que la persona que encarnaba a este nuevo Mesías era el emperador Federico II (1194 – 1250). Pero no fue así. Tiempo después los ilustrados y pensadores como Friedrich Hegel pensaron que este reino milenario había llegado con la edad de la Razón, e incluso a principios del siglo XX todavía se seguía pensando. Fue entonces cuando Arthur Moeller van den Bruck (1876 – 1925) acuño en 1923 la expresión Das Dritte Reich (El Tercer Reich). Éste opinaba el Sacro Imperio Romano Germánico era el primer Reich; que el creado por Bismarck era el segundo; y que el tercero estaba a punto de llegar. Adolf Hitler, por lo tanto, solo tuvo que recoger esta idea como suya y proclamar a los cuatro vientos que su gobierno era la encarnación del Tercer Imperio (Reich) y que sería una etapa gloriosa que duraría mil años. Menos mal que solo fueron doce. Todo un alivio.

Fuentes: Diccionario crítico de mitos y símbolos del nazismo, de Rosa Sala Rose

viernes, 25 de julio de 2014

EL ORIGEN DE LA PALABRA “OLMECA”



¿Sabías que los aztecas pusieron a las gentes de la zona baja del golfo de México el nombre de “olmecas”? En el idioma azteca esta palabra viene a significar “gente del hule” pues los habitantes de ese sitio vivían esencialmente de la recolección del hule o caucho de los árboles con el que posteriormente fabricaban las pelotas para jugar a un juego ritual muy de moda en la zona de Mesoamérica. Los olmecas también vivían de un líquido que actualmente vuelve loco a todo el mundo: el petróleo. Lo recogían de los efluvios que había en los pantanos y ríos o del chapapote que flotaba cerca de la orilla del mar. Con el petróleo impermeabilizaban las canoas y chozas y también hacían bolas para venderlas en los mercados.

miércoles, 23 de julio de 2014

EL REGALO DE UN CALIFA A SU AMADA



Llama la atención que durante la ocupación musulmana de la Península Ibérica, a los califas, sultanes, emires y grandes dignidades les gustaran el tipo de mujer que se puede ver en el Norte de España y no en sus tierras de origen, es decir altas, voluptuosas, y a ser posibles rubias y con ojos azules. Un ejemplo de ello lo podemos ver en torno a una leyenda que se tejió alrededor del gran Abderraman III y la construcción de la fabulosa ciudad de Medina Zahara. Se dice que este emplazamiento lo mando hacer el califa en honor a su esclava cristiana Zahara, de la cual estaba muy enamorado. Parece ser que ésta añoraba mucho los campos de su infancia y sus montes nevados y como el regalo que le había hecho su señor no conseguía tampoco consolarla, Abderraman mandó inmediatamente que se plantaran a lo largo del perímetro de la nueva ciudad cientos de almendros en flor para que a la caída de su hoja diera la impresión de que estaba nevando.

lunes, 21 de julio de 2014

CHAPEROS DE ROMA



Mucho se ha escrito sobre la prostitución femenina en la antigua Roma, y pocos son los libros que dejan algún hueco para hablar de la otra prostitución, la masculina. Y es que en la Ciudad Eterna y sus provincias también la hubo y en abundancia, a la par que la practicada por las mujeres. Ya ab urbe condita existieron los prostitutos, pues en el  226 a.C se aprobó la Ley Escatinia que prohibía este tipo de actos, aunque nunca surtió efecto. E incluso también se quisieron prohibir en la época del emperador Alejandro Severo en el 222, pero la actuación de ellos se siguió dando en tabernas, termas… y sobre todo alrededor de ciertos tugurios situados cerca del pons Sublicius. Un cliente que se adentraba en el laberinto de habitáculos de un prostíbulo podía solicitar cualquier tipo de prostituto del catálogo: afeminados, fuertes, peludos, agresivos… Dependía de las preferencias del solicitante y si quería ser dominador o dominante. Pero entre todos ellos los preferidos por los homosexuales eran los llegados de Alejandría, Siria o el Norte de África.

También existía otro tipo de prostitución masculina orientada a dar placer a las mujeres mayores o poco agraciadas. Eran una especie de gigolos que vendían su cuerpo o bien por vicio o meramente por el dinero. Este último caso era el más común. Su asistencia podía ser solicitada en el mismo establecimiento, a donde la mujer, si era discreta, iba tapada con una estola para que no la identificara nadie, o a domicilio entrando por la puerta de atrás y llegando a la habitación del cliente guiado por un sirviente.

viernes, 18 de julio de 2014

EL GUSTO JAPONES POR LAS CABEZAS



Aunque nos parezca extraño o bárbaro, una de los souvenirs que los samuráis se traían de la batalla eran las cabezas cortadas de sus enemigos. Al soldado caído se le decapitaba, y acto seguido se le limpiaba la sangre y peinaba para que fuera presentable. También se le ennegrecían los dientes con un tinte llamado ohaguro. Esto se hacía porque los dientes blancos eran un símbolo de dignidad y como había caído derrotado por tanto perdía un poco del honor que anteriormente tuviera. Después la perfumaban y colocaban en una peana de madera tallada con un rotulo debajo de la barbilla en la que se ponía el nombre y el rango del vencido. El nuevo dueño de la cabeza la presentaba ante el alto mando y éstos interpretaban la expresión del samurai muerto para ver si auguraba algo. Por ejemplo si tenía los ojos cerrados era una buena señal, pero si tenía alguno abierto se planteaba un debate acalorado entre los presentes sobre si seguir o no la guerra.

Por esta información podemos deducir que los samuráis eran muy conscientes de la brevedad de la vida y por ello, sabiendo que a lo mejor al día siguiente era su cabeza la que podía estar en la peana de madera, se acicalaban a conciencia. Antes de entrar en batalla se peinaban y perfumaban el casco con incienso, pues era de mal gusto que quien fuera a decapitarlos lo encontrara sucio y maloliente. Este ritual incluso nos puede recordar que también a los antiguos soldados espartanos les gustaba trenzarse el cabello unos a otros antes de entrar a matar.

Todo esto puede parecer muy limpio y ordenado pero hubo veces en que las cabezas no recibieron el trato que debieran. Se cuenta que en una batalla librada en Corea en 1592 los soldados japoneses cortaron un total de 3000 cabezas y como no se podían llevar tantas a casa decidieron abreviar el trámite y les cortaron las narices que posteriormente las encurtieron metiéndolas en barriles.

miércoles, 16 de julio de 2014

LOS BAILES QUE SE PRACTICABAN EN EL CONGRESO DE VIENA



Al derrotar a Napoleón en 1814, las potencias vencedoras se reunieron en Viena en un congreso para reorganizar el continente y formar un bloque unido para que no se repitieran los errores del pasado y aniquilar de una vez por todas las posibles revoluciones liberales que se dieran en un futuro e implantar en cada país una monarquía absoluta. Muchos dirigentes, ya fueran reyes o políticos, se dieron cita en la capital austriaca, y aunque les movían asuntos de alta importancia, hay que constatar que también hubo tiempo para la diversión en forma de conciertos, banquetes y bailes. Según cuentan los cronistas del momento en los salones de los distintos palacios vieneses se practicaron un buen numero de bailes y aunque no especificaron cuáles hay que señalar que ninguno de ellos fue el famoso vals vieneses. Los escritores y cineastas nos han mostrado un ambiente muy anacrónico ya que en aquellos años el vals estaba muy mal visto pues los aristócratas creían que era una aberración que las parejas estuvieran enlazadas y girando continuamente. Además es imposible que se bailaran pues los grandes compositores de esta danza, Joseph Lanner o Strauss padre, todavía eran muy jóvenes.

En cambio el baile que seguramente practicaron los grandes dignatarios fueron el clásico minué en el que se podía tocar tímidamente las puntas de los dedos o el Deutscher Tanz, que también se atrevían a bailar algunos en ambientes menos sofisticados.

martes, 15 de julio de 2014

EL JUEGO DE REYES



Durante la Edad Media la Playstation de la época era sin lugar a dudas el juego del ajedrez. Desde el pobre labriego hasta los ricos hombres no había nadie que no se resistiera a mover las piezas por el tablero. Tanta importancia tenía que incluso el mismísimo rey Alfonso X el Sabio escribió, o mandó que le escribieran, el famoso Libro de los Juegos o Libro del ajedrez, dados y tablas. Para muchos el ajedrez era un pasatiempo más, pero para una persona en concreto significó la diferencia entre estar vivo o muerto. Se llamaba Yusuf y era el hermano del rey Mohamed VII de Granada. Éste, temiendo que le quitaran el trono, mandó encerrarlo en el Castillo de Salobreña. Pasó el tiempo y el rey de Granada quiso eliminar de una vez a su hermano así que envió un mensajero al castillo ordenando al alcaide que le entregara la cabeza de Yusuf. Se dio la coincidencia de que en ese preciso momento ambos estaban jugando una disputada partida de ajedrez,  por lo que Yusuf pidió como última voluntad que le dejaran terminar el juego. Después de una hora, nuestro protagonista dio jaque mate al alcaide, pero cuando se estaban ultimando los preparativos para su ejecución llegaron de improviso unos mensajeros anunciando la muerte de Mohamed VII. Así pues aquel condenado se coronaba ahora como sultán de Granada con el título de Yusuf III. Cuenta la tradición que el alcaide del castillo rogó a su nuevo soberano le permitiera quedarse con el alfil con el que había sido derrotado como recuerdo de aquellas partidas de ajedrez que tanto habían amenizado aquellos años de cautiverio.

lunes, 14 de julio de 2014

EL GUARDAINFANTES



¿Sabes que es un guardainfante? Pues no, no se trata de un guardián de niños, sino de una prenda femenina consistente en una enorme estructura de varillas y aros, cubierto por una gran enagua que daba forma de campana a las mujeres de clases acomodadas y del siglo XVII. El motivo de por qué se le llama así se debe a la mala fama que muchos moralistas de la época otorgaron a esta prenda, pues creían que esa forma tan exagerada lo único que motivaba era que en su interior se pudiera ocultar el amante de una dama haciendo que ésta cayera en flagrante adulterio. Pero ya fuera por estas quejas o debido a lo dificultoso que era mover este vestido, muy pronto cayó en el olvido. Como curiosidad indicar que a veces algunas damas adornaban esta prenda portando una pequeña pistola colgada de una cinta. Hay quienes dicen que se trata de un simple adorno, mientras que otros creen que era un medio de defensa del honor en una época que a veces podía ser muy poco caballeresca.

domingo, 13 de julio de 2014

UN CABALLO COMO JOEY



La película de Steven Spielberg War Horse (Caballo de Batalla) nos muestra uno de los datos menos conocidos de la Primera Guerra Mundial, la gran masacre de caballos que se produjo en el mundo embarrado de las trincheras durante aquellos cuatro años de locura colectiva. Aunque la cifra de muertes es mayor en el bando alemán, se calcula que perecieron un total de ¡8 millones de caballos! Para ejemplificar esta cifra tan terrible se cree que solamente en el frente occidental los ingleses perdieron 256.000 de sus monturas ya fueran ametralladas o reventando mientras portaban pesados cañones y otros pertrechos. Son muchas las historias que nos hablan de heroicidades de equinos durante la contienda, pero existe una entre ellas que nos recuerda mucho a la que Spielberg nos presentó en pantalla. Ocurrió en 1917 en una localidad de Oriente Próximo llamada Lajj cuando el 13º de Húsares Británicos se lanzó a la carga, a imitación de aquellas del siglo XIX, contra un convoy turco sin darse cuenta que éste estaba fuertemente pertrechado y defendido por su propia infantería que a golpe de metralleta acabó segando la vida a la mitad de los valientes jinetes ingleses. Entre las perdidas se encontraba el capitán Eve, y a pesar de que buscaron a su caballo Caprice, no consiguieron encontrarlo. Tal vez escapó asustado por el ruido de los cañones y las balas al igual que su colega Joey en Caballo de Batalla. Pasó el tiempo y éste acabó apareciendo en un regimiento indio de caballería. En cuanto su viuda se enteró del hecho lo reclamó y le fue llevado a Inglaterra con todos los honores para que tuviera un recuerdo de su amado capitán.

jueves, 10 de julio de 2014



¿Sabías que el verdadero nombre de Sandro Botticelli era Alexandro di Mariano di Vanni Filipepi, y que lo de “Botticelli” era solamente un apodo? Entonces ¿de dónde le viene este mote? Unos creen que de su hermano mayor que era bastante obeso además de bebedor y que por eso le llamaban “botticella” (tonel). En cambio otros opinan que le venía dado por el oficio que tenía en su juventud en el taller de orfebrería de su hermano: “battigello” (batidor).


¿Sabes de donde viene la expresión “meterse en camisa(s) de once varas”? Precisamente de la Edad Media. Se trataba de un curioso método de adopción que consistía hacer pasar a una criatura por la manga de una camisa holgada. Recuérdese que una vara era una medida usada para medir y cortar las telas y que equivalía a 835,9 Mm. Cuando el niño llegaba al final de aquella manga el padre lo tomaba en brazos y al darle un beso en la frente confirmaba ante todos que lo había adoptado. Con el tiempo esta expresión ha venido a significar que una persona puede estar metiéndose en problemas sin quererlo, ya que en aquellos rituales eran muchos los padres que se equivocaban al meter la mano en la manga y dejaban caer a la criatura interrumpiendo de esta manera la acogida de un nuevo miembro al hogar.

miércoles, 9 de julio de 2014

UN ALIMENTO DURO DE ROER



¿Sabes que es un bizcocho? Aunque pensemos enseguida que se trata de un dulce, el llamado “bizcocho” era una galleta que durante las largas travesías oceánicas se convertía en el alimento principal de los marineros y pasajeros que iban a bordo de un barco. Se trataba de un pan pequeño, parecido a una torta, hecho con harina de trigo integral que se cocía dos veces para evitar su fermentación durante la travesía. De ahí el nombre, pues bizcocho viene del latín bis coctus, que se traduce como “cocido dos veces”. Con el paso de los días estas galletas se ponían muy duras, y a más de un incauto se le partía o saltaba un diente. Para evitar este problema lo que se hacía era mojarlo en agua o vino para ablandarlo y poderlo comer mejor, ya fuera solo o acompañado de pescado en salazón, tocino o cecina, con un poco de aceite o untado en una escudilla de legumbres o arroz.

Y por cierto, ¿a que no sabías que uno de los métodos que tenían los marineros para que la carne no se pusiera mala era ponerla al lado de otro putrefacto? Cuando veían que un jamón o tasajo de carne tenía algún que otro gusano rápidamente lo arrimaban al lado de un trozo de carne o pescado en descomposición y de esta manera los gusanos se iban y ocupaban el más malo. Cuando éste estaba rezumando de bichos, lo cogían y lo arrojaban al mar.

martes, 8 de julio de 2014

LOS IMESEBELEN



Los Imesebelen (o desposados), también conocidos como la Guardia Negra era un cuerpo de honor militar que defendía con su propia vida al califa o emir islámico al que estuvieran subordinados. Éstos eran reclutados desde niños en tierras del Senegal y desde entonces eran entrenados para matar y morir por su señor. Siempre se ha creído que eran meramente esclavos obligados a combatir, pero los estudios actuales desmienten esa versión diciéndonos que eran verdaderos fanáticos de la religión islámica. Iban completamente desnudos, a excepción de un taparrabos negro, y su arma principal era una lanza larga que manejaban de manera diestra. Pero lo que más llama la atención era su forma de luchar: se hacían atar las rodillas con cadenas y éstas a unos postes hincados al suelo lo que demostraba su voluntad de pelear hasta las últimas consecuencias (y no se enterraban hasta los muslos como cuenta la historiografía castellana medieval). Cuenta la leyenda que cuando el rey de Navarra Sancho VII el Fuerte, durante la Batalla de las Navas de Tolosa (1212), atacó el palenque del sultán Muhammad al Nasir, alias Miramamolín, pudo romper las cadenas de estos imesebelen y así atravesar las defensas. Para conmemorar este hecho el rey navarro decidió incorporar estas cadenas al escudo de su reino.

Hay que dejar constancia que la institución de los imesebelen perduró en el tiempo más allá de aquella gesta épica de Las Navas. Según parece los soldados franceses durante las guerras argelinas encontraron en 1854 al entrar en la Gran Cabila “unos soldados desnudos hasta la cintura, vestidos tan solo con un calzón corto y atados unos a otros por las rodillas para no huir: eran los imesebelen a quienes había que rematar a bayonetazos sin conseguir que se rindiesen”.

lunes, 7 de julio de 2014

LA COMMONWEALTH



Tras terminar la Guerra Civil Inglesa (1641-1649) entre el Parlamento, representado en la figura de Oliver Cromwell, y las fuerzas monárquicas comandadas por el rey Carlos I Estuardo, se planteó el siguiente dilema a los ciudadanos británicos: caído el rey ¿quién gobernaría ahora la nación? La tradición vigente hasta ese momento exigía que a la muerte de un monarca le sucediera otro, pero como no iba a producirse ese hecho ¿cómo llamar al nuevo régimen imperante? Oliver Cromwell, vencedor de la contienda, y con el ansia de llevar a su país a una nueva edad dorada para el hombre a través de las ideas puritanas, zanjó esta cuestión erigiéndose con el título de Lord Protector, es decir tutor de la nación. Y como Inglaterra ya no era un reino, pues no había rey, él y sus consejeros, también conocidos como “los santos”, inventaron en 1653 un término parecido al de la república: Commonwealth (riqueza común).

¡Quién le iba a decir a Cromwell que años después esa palabra significaría otra cosa distinta! Tres siglos más tarde el término Commonwealth se seguiría utilizando pero ya en una monarquía tradicional, aunque esta vez entendido no como una forma de gobierno parecido a la republica, sino como una Comunidad Británica de Naciones, o lo que es lo mismo la unión de estados soberanos que en el pasado habían sido colonias de Gran Bretaña.

domingo, 6 de julio de 2014

EL LADO OSCURO DE COCO CHANEL



La diseñadora francesa Gabrielle Bonheur Chanel, alías Coco Chanel, no fue precisamente una luchadora por la libertad de su país durante la Segunda Guerra Mundial. Parece ser que recientes estudios han desvelado que en aquellos años la modista tuvo una doble vida pues mientras por un lado revolucionaba el mundo de la moda por otro era una espía nazi fichada por la Abwehr (agencia de inteligencia militar alemana) con el número F-7124 y con el sobrenombre de Wesminster. Coco Chanel habría aceptado gustosa el traicionar a su patria debido a su antisemitismo y por conseguir ciertos favores como que liberaran a un sobrino suyo que estaba preso en un campo de internamiento militar o perjudicar a ciertas empresas judías del ramo para que su marca alcanzara más publicidad. Las misiones que le encomendaron los nazis la llevaron a Madrid o Berlín. Las hizo acompañadas de su amante el oficial Hans Gunter von Dinklage, en nombre del general Walter Schellenberg, mano derecha del temible jefe de las SS Heinrich Himmler. Tras la liberación de París en agosto de 1944 fue detenida por el Comité de Purga de la Francia Libre, el épuration por haber mantenido contactos con los nazis durante la guerra, pero milagrosamente fue absuelta a las tres horas ya que no la encontraron pruebas incriminatorias. Temiendo por su vida se refugió en Suiza, aunque volvió a los nueve años, en 1954, para limpiar su nombre y levantar de nuevo su imperio. 

sábado, 5 de julio de 2014

¿QUIÉN ERA EL REY ESCORPIÓN?



Es uno de los grandes misterios del antiguo Egipto, y aunque hoy gracias a películas como las de la saga La Momia o El Rey Escorpión (2002) se haya relanzado su figura, la existencia de este rey-faraón es todo un enigma que todavía las arenas del desierto no nos quiere desvelar. Empezaremos diciendo que este Rey Escorpión no se encuentra  en ningún listado de reyes efectuados por los escribas. La primera vez que su nombre salió a la luz fue durante las excavaciones arqueológicas realizadas entre 1896 y 1898 por J. Quibell el cual halló una maza de piedra en Hieracompolis (cerca de El-Kab) en el que aparecía en relieve un hombre con la corona del Alto Egipto (lo que demuestra que el Nilo todavía no estaba unificado) inaugurando una especie de canal de riego. Pero lo que más llamó la atención al arqueólogo fue que este hombre tenía delante de su cara un escorpión y encima una flor roseta de siete pétalos, que en el periodo predinástico era el símbolo de los gobernantes. El hallazgo quedó en el olvido y actualmente este muro se encuentra en el Ashmolean Museum en Oxford.

Pero un nuevo descubrimiento realizado cien años después, precisamente en 1988, por un grupo de arqueólogos alemanes volvió a traer a la vida el mito de aquel Rey Escorpión. En un cementerio de Abydos se halló una tumba subterránea en el que había un total de doce estancias. Y a pesar de que esta tumba había sido saqueada varias veces aquellos arqueólogos también encontraron enterrado un cetro, símbolo del poder real, y unas 400 vasijas de origen palestino que tenían dibujado un escorpión. Aquel grupo de aventureros creían haber encontrado al verdadero Rey Escorpión, pero tras analizar las tumbas se dieron cuenta de que habían errado en su hipótesis ya que no encontraron el nombre del rey allí enterrado. Lo único que sacaron en claro fue que aquella tumba había sido excavada cien años antes de la I Dinastía (3200 a.C), lo que los arqueólogos denominan Dinastía O. Por lo tanto, el mito de un rey fuerte y poderoso todavía es un misterio envuelto en una nube de conjeturas y elucubraciones.

viernes, 4 de julio de 2014

UNA DESCARGA MORTAL



La pena de muerte más famosa en Estados Unidos hasta el siglo XIX fue la horca o el linchamiento, pero a partir de entonces la primera fue perdiendo adeptos debido a que se la empezó a considerar “un método cruel de ejecución”. Durante aquellos años muchas personalidades pidieron a los distintos gobiernos que buscasen una manera más humana de acabar con la vida de un condenado a muerte. Uno de ellos fue el inventor Thomas Alba Edison quien convenció al alcalde de Nueva York para que utilizase la electricidad como método “instantáneo, indoloro y desprovisto de todo barbarismo”. Desde entonces, mucha gente ha creído que estas declaraciones fueron una mancha negra en el historial de Edison, pero actualmente se ha descubierto que todo fue un montaje para conseguir más publicidad, pues en sus discursos siempre dejaba claro que la mejor energía para la nueva máquina era la corriente alterna, precisamente la que utilizaba su rival George Westinghouse. De esta manera el astuto inventor asociaba la muerte con el tipo de electricidad que empleaba su competidor.

jueves, 3 de julio de 2014

LA ESCOPETA NACIONAL



Y ni fueron felices, ni comieron perdices porque allí donde haya ministros un final feliz es imposible


Normalmente este blog esta dedicado a descubrir asuntos curiosos de la Historia, sobre todo española, o a poner alguna que otra reseña de un libro. Pero hoy quisiera hacer una pequeña crítica cinematográfica de un film que es todo un ejemplo de cómo mostrar época histórica. Antes de pasar a hablar de ella les rogaría condescendencia con mis palabras pues soy lego en este tipo de críticas y ya sé que tendrá muchos fallos a ojos de expertos cinéfilos. Se trata de la película dirigida por Luis García Berlanga y escrita junto al inigualable Rafael Azcona titulada La Escopeta Nacional (1978). El argumento es el siguiente: corre el año 1972 y los marqueses de Leguineche organizan una cacería en su finca de Los Tejadillos. A ella acude un empresario catalán Jaume Canivell, junto con su secretaria y amante, con la idea de relacionarse con altos dirigentes de la política, que también concurren a las jornadas cinegéticas, para venderles la idea de instalar porteros automáticos en todas las casas de España. Pero pronto su sueño de pasar unos días prósperos y tranquilos se troncan en horas de desconcierto al observar el continuo ir y venir de escenas irreales y chocantes que se producen en aquella pequeña sociedad en las que están representados todos los estamentos del espectro político del momento: unos marqueses que viven entre recuerdos nostálgicos fuera de tiempo y espacio y que coleccionan pelos púbicos; secuestro de una atractiva actriz erótica por el onanista hijo del marques; luchas sin sentido por las piezas de cacería por parte de un curo preconciliar; o estrafalarios personajes que más a gusto se sentirían en un circo que en aquellas lugares… y así continuamente, un no parar.

Luis García Berlanga y Rafael Azcona utilizan al personaje de Jaume Canivell como una especie de Dante que desciende a los Infiernos de aquella cacería para mostrarnos el mundo decadente del Tardofranquismo. Con el gracejo irónico y en algunos momentos negro, típico en las películas berlanguianas, se nos muestra aquel mundo decadente en el que habitan por un lado los fieles al antiguo Régimen, y por otro los nuevos y dinámicos políticos jóvenes (en este caso del Opus Dei) tipo Adolfo Suárez que están llamados a ocupar puestos importantes en la futura Transición. Unos que vienen y otros que se van. Ley de vida. La hora y medía que dura la película es todo un fresco de aquellas cacerías franquistas en las que importaba más hacer negocios y componendas políticas que cazar pichones. Las habitaciones y salones de la finca de los marqueses se convierten en un bazar en donde se compran y se venden negocios y fidelidades a cualquier precio. Éstos, los marqueses, viven en un mundo que parece que ha quedado congelado en el ayer, y se niegan a aceptar que el tiempo de aquella nobleza que ronda El Pardo ha pasado a mayor gloria. Como ejemplo decir que las piezas de la cacería las ha pagado de su bolsillo el mismo Canivell y en cambio todo el mundo (sobre todo un personaje llamado Cerrilo, que vive de organizar este tipo de eventos y de dar coba a los invitados) le dice continuamente que es de mal gusto decírselo al marques para no desengañarle y hacele creer que él es el factotum de aquel loco fin de semana.

A cada momento se nota la mano maestra del tandem Luis Garcia Berlanga y Rafael Azcona tanto en el tono como en los chispeantes diálogos con los que está trufado toda la película. Es por ello que La Escopeta Nacional es ante todo un documento gráfico de aquella España que se desmoronaba y que muchos se negaban a que ocurriera aunque fuera a fuerza de engañar a los nuevos vientos que empezaban a soplar.

miércoles, 2 de julio de 2014

EL ORIGEN DEL ESTRAPERLO



Quien más, quien menos conoce lo que fue el estraperlo y lo que supuso ese mercado negro durante los primeros años de la posguerra. Pero ¿saben de verdad de donde procede el nombre de estraperlo? Pues aunque parezca mentira al principio no tuvo nada que ver con pasar alimentos de tapadillo para sobrevivir. Su nombre viene de dos empresarios, Strauss, holandés que se ocupaba de varios negocios de ocio en los casinos de Niza, y su socio el capitalista Perle (Strauss+Perle = Estraperlo) Pues bien estos dos avispados negociantes tenían la intención de introducir un tipo de ruleta en todos los casinos de Europa. A diferencia del actual juego en éste además de acertar en donde caería la pelotita también había que calcular cuál sería el siguiente número. Tanta adicción creaba que en algunos países fue prohibido por las autoridades, como por ejemplo en Holanda. Es por ello que Strauss y Perle y su trouppe de vividores continuamente rastreaban mercados en donde vender su producto.

Así pues un día pusieron sus ojos en España y buscaron algún gancho que les introdujera en el gobierno. Lo encontraron precisamente en Aurelio Lerroux, hijo del famoso político y líder del Partido Radical Alejandro Lerroux. Además de untarles con sustanciosos sobornos llama la atención que en el lote se incluyeran dos relojes que fueron a parar tanto a Lerroux padre como al ministro de la Gobernación. E Incluso se desconoce si éstos llegaron a las manos de sus destinatarios. A pesar de faltar algún tipo de información, lo importante es que los empresarios consiguieron la licencia y rápidamente quisieron instalar sus máquinas. Primero en el casino de San Sebastián y después en el de Mallorca. Pero el negocio no tuvo mucha vida ya que a las tres horas de estar funcionando fue prohibido en el de San Sebastián y lo mismo ocurrió con el de las Baleares. Strauss y Perle se pusieron en contacto con Alejandro Lerroux pidiéndole una indemnización pero éste no les hizo caso, e intento ignorándoles. Pero con el tiempo sus máximos enemigos políticos Manuel Azaña y el Presidente de la República Alcalá-Zamora si que se enteraron, lo que provocó un gran escándalo no solo en los medios de comunicación sino también en el parlamento, ocasionando la caída del camaleónico Lerroux.

Como se puede ver en todas las épocas han existido políticos corruptos.