miércoles, 30 de abril de 2014

LA GUÍA MICHELIN



En 1900 los hermanos Michelin, Andre y Edouard trabajaban para una prospera empresa de neumáticos, y fue entonces cuando pensaron escribir una guía de viajes por carretera para los primeros miles de conductores que había desperdigado por toda Francia. Al principio se regalaba en gasolineras y talleres mecánicos y en ella se ofrecía una información pormenorizada de dónde estaban las gasolineras, los talleres más cercanos e incluso los médicos de guardia por su algún conductor se ponía enfermo durante su travesía.

En 1929, aquella guía gratuita empezó a ser más grande y a tener información más allá de los talleres mecánicos. Comenzó a informar de donde se podía dormir y recomendaba además los mejores restaurantes para disfrutar de una buena comida. Hay que recordar que anteriormente, en 1926 los hermanos Michelin habían pensado clasificar a estos restaurantes mediante estrellas. Y fue finalmente en 1931 cuando se empezó a premiarlos mediante una, dos y hasta tres estrellas para los mejores. Para evaluarlos pensaron en enviar una flota de inspectores de incógnito para que tras la comida valoraran positiva o negativamente como era el establecimiento. Y así, hasta hoy.

Por cierto, como curiosidad indicarles que la mascota de la empresa Michelin se llama Bibendum. Apareció por primera vez en carteles en 1898 y fue idea no solo de aquellos hermanos sino también de uno de los artistas más famosos de su tiempo conocido como O’ Galop.

martes, 29 de abril de 2014

LOS COLORES DE LA VICTORIA



Todo el mundo cree que las luchas de gladiadores eran la autentica pasión de los romanos. Nada más erróneo, pues donde verdaderamente se desataban las pasiones más primarias y las rivalidades irreconciliables era en la arena del Circo Máximo, en las carreras de caballos. Y es aquí donde surgen distintas facciones que animan a sus favoritos durante las competiciones. En Roma, durante la época imperial, sobre todo, existían cuatro de estas facciones representadas por distintos colores: Los Rojos, Verdes, Azules y Blancos. Se cree que en épocas anteriores solo hubo dos colores, los Blancos que simbolizaba el Invierno, y los Rojos que al contrario encarnaba el fuego del Verano. El emperador Nerón, que era un apasionado de estas carreras en las que incluso había participado alguna vez, subvencionó a estos equipos permitiendo que hubiera hasta tres carros de cada equipo en la misma carrera o que los corredores incluso pudieran cambiar de equipo en medio de la temporada.

Durante el siglo III estas facciones siguieron existiendo pero ya simbolizando cosas distintas. Los Rojos llevaban ese color por Marte, Dios de la Guerra; los Blancos por los dioses de los vientos; los Verdes por la Madre Tierra; y los Azules por el Cielo, el Mar e incluso el Otoño. Otro emperador, Domiciano, introdujo otros equipos representados por los colores morado y dorado, pero no tuvieron mucho éxito y desaparecieron con el tiempo.

Aun así, si la rivalidad en el Circo Romano era fuerte, no tuvo nada que ver con los encuentros sangrientos que hubo en el Hipódromo de Bizancio. Durante aquel tiempo se conservaron los clubes romanos, imperando por encima de todo las facciones azules y verdes. No eran simples equipos pues aumentó su importancia en la sociedad en tres campos distintos: el militar, el político y el teológico. Por ejemplo los Verdes representaban a los comerciantes y arrendatarios, y en cuestiones religiosos profesaban el Monofisismo, pues crecían que Jesús era en esencia divino sin ningún atributo humano. En cambio los Azules, estaba compuesto por terratenientes y aristócratas, además de que eran ortodoxos. Justiniano pertenecía a estos últimos.

La rivalidad entre Azules y Verdes era tan grande que incluso se agrupaban en bandas callejeras que mataban en las esquinas a sus rivales. Tanta tensión existía que en el 532 provocaron una de las crisis más graves que hubo en época bizantina y que estuvo a punto de acabar con el reinado de Justiniano. Se le conoce como Los Disturbios de Nika (se le llamó así por el grito de Nika “Victoria” que entonaban los alborotadores) comenzaron en el mismo Hipódromo debido por un lado a las rivalidades religiosas y por otro al aumento de impuestos provocados por las negociaciones entre Bizancio y Persia. La revuelta se extendió por toda la ciudad destruyéndose gran número de palacios e incluso la iglesia de Santa Sofía. Verdes y Azules se unieron e incluso eligieron a un nuevo emperador de manera temporal, Hipatio, pero la serenidad de Teodora, la esposa de Justiniano y la valía militar del famoso general Belisario acabaron de ahogar en un mar de sangre este levantamiento popular.

Para que luego digan que los ultras de los distintos equipos de fútbol de ahora son violentos…

lunes, 28 de abril de 2014

ZERO: LA GENIALIDAD DE JIRO HORIKOSHI



En el momento en el que estoy escribiendo esta historia, en las salas de cine de media España se acaba de estrenar la posible “última película” del genio de la animación Hayao Miyazaki The wind arrise (El viento se levanta). Nos habla de la obsesión y las vivencias que pasó el creador de uno de los aviones más famosos de la historia de la aviación mundial: el Mitsubishi A6M, más conocido como Zero. Pero ¿Quién se esconde detrás de esta maquina voladora? Su nombre era Jiro Horikoshi y fue uno de los grandes genios de la ingeniera náutica de su tiempo.

Nació en Fujioka (Japón) y cuando tenía 27 años, nada más graduarse, fue a trabajar al Laboratorio de Aviación del Departamento de Ingeniería de la Universidad de Tokio. Los jefes de aquel lugar, viendo que era un auténtico genio pronto le pusieron en contacto con la empresa Mitsubishi para que diseñara aviones para ellos. Su primera creación fue el Mitsubishi A5M y tiempo después, en 1937,  todo su equipo pasó a trabajar en el llamado Prototipo 12. En 1940, cuando lo terminaron, la Armada Imperial Japonesa lo bautizó como el Modelo OO. De ahí le vino el mítico nombre al avión: Zero, la pesadilla de los aviadores enemigos en el Pacífico. Ya lo dijo el piloto Claire Chennault, lider de Los Tigres Voladores (famoso escuadrón que luchaba desde China contra los japoneses): Nunca te pelees con un Zero. Y tanta fue la fama de este aparato que aunque Jiro Horikoshi diseñó otros durante la Segunda Guerra Mundial, como por ejemplo Mitsubishi J2M Raiden y el Mitsubishi A7M Reppu, siempre será recordado por haber creado la maravilla del Zero.



El Almirante Isoroku Yamamoto, jefe de la Oficina de Aeronáutica de la Marina de Japón, vio claramente la importancia del invento de Horikoshi y sin dudarlo encargó a la empresa Mitsubishi la producción en serie del avión Zero. En total se llegaron a construir alrededor de 10.499 aparatos. No es que solamente fuera el aparato más potente, veloz y mortífero que surcaba los cielos del Pacifico, sino que era totalmente vanguardista con una línea aerodinámica perfecta. Y aunque otro avión como el Nakajima Ki-23 Hayabusa tenía el mismo tamaño, motor y fuera igual de ligero cual grácil gaviota, el Zero podía llevar más armamento, llegar más lejos e incluso ser muchísimo más rápido.

Pero la pasión de Jiro Horikoshi por la ingeniería aeronáutica no acabó en la guerra, pues cuando abandonó Mitsubishi Heavy Industries, en los años sesenta y setenta se dedicó a la enseñanza en varios institutos y universidades como el Instituto Espacial y Aeronáutico de la Universidad de Tokio, la Academia de Defensa Nacional y en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Nihon. El reconocimiento a toda una carrera dedicada a la investigación le fue concedida al otorgarle la Orden del Sol Naciente en 1973. Años después, en 1982, Jiro Horikoshi murió dejando un impresionante legado científico que todavía hoy se sigue estudiando en muchas universidades de todo el mundo.

domingo, 27 de abril de 2014

ORIGEN DE LA PALABRA "SALARIO"



No hay nada más gratificante que recibir el salario a fin de mes. Pero ¿sabía usted de donde viene la palabra salario? En la antigüedad la sal era un activo muy importante en la sociedad utilizándose no solamente en los alimentos para darle sabor o conservarlo, sino también como moneda de cambio y en rituales religiosos. Ya los romanos sabían de su importancia por lo que construyeron una vía entre las salinas cercanas al puerto de Ostia y Roma, La Vía Salaria, la cual era vigilada de día y de noche por soldados experimentados que recibían parte de su pago en sal. Esta paga era el llamado salarium argentum. Y de ahí proviene la palabra salario.

sábado, 26 de abril de 2014

GOBERNAR ES REPARTIR DOLOR - José Antonio Gómez



«Gobernar es repartir dolor», fue una frase pronunciada por el actual Ministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón en una entrevista perpetrada en la Cadena COPE, la radio de los obispos. No hay un mejor resumen de la filosofía de gobierno de la derecha española. En apenas cuatro palabras se hace el perfecto resumen de lo que está ocurriendo en España tras la llegada al poder del Partido Popular: hambre, desempleo, miseria, derogación encubierta de derechos fundamentales, destrucción del sistema democrático, corrupción son algunos aspectos que perfilan las consecuencias de las medidas neoliberales que Mariano Rajoy está imponiendo al pueblo soberano, un pueblo que está sufriendo las consecuencias de su propia inconsciencia tras depositar su confianza en un programa electoral falso o renunciar a las opciones políticas de progreso no votando en las anteriores elecciones.
En este libro se analizan los principales pilares sobre los que se asienta este modo de gobernar basado en la anteposición de prioridades, en la priorización de las necesidades de las élites económicas o religiosas sobre la realidad del pueblo soberano, una realidad que está sufriendo el dolor que anunció el propio Gallardón. Un paseo por las páginas de Gobernar es repartir dolor nos hace comprender que el autor no se dejó en el tintero ningún aspecto sobre los que el PP ha atentado contra los ciudadanos.

EL FESTÍN DE BALTASAR



Existe un cuadro de Rembrandt Harmenszoon van Rijn, más conocido como Rembrandt a secas, titulado El Festín de Baltasar. En él se puede observar a un rey o déspota babilónico mirando aterrado una mano que pinta unas enigmáticas y brillantes letras en la pared mientras está en un banquete rodeado de comensales igualmente asustados. Pues bien, para quien no lo sepa ese lienzo nos cuenta el origen mítico de la caída de Babilonia. Empecemos por la figura central, ya que aunque siempre se ha creído que era el rey Baltasar de Babilonia, y que por eso el cuadro se llama así, en verdad es su propio hijo Nabonido que en esos momentos era una especie de regente de la ciudad y los alrededores. Según cuenta la leyenda una vez que se estaba celebrando un festín en palacio, y cuando los invitados estaban algo achispados, no dudo en traer a la mesa los vasos de oro y plata  que había traído consigo del saqueo del templo de Jerusalén. Hay que recordar que en aquella época los judíos estaban deportados en Babilonia. Pero mientras profanaba aquellos elementos religiosos en una de las paredes de la sala  aparecieron unos dedos de la nada que comenzaron a pintar un brillante mensaje en hebreo que decía:

Mene, Tekel, Upharsin (Dos minas, un siclo, dos partes)

El monarca se asustó tanto que rápidamente mandó llamar a sus sabios caldeos y babilónicos, prometiendo que quien descifrara aquel mensaje sería recompensado con riquezas sin limite. Pero ninguno de aquellos adivinos supo que significaba. Y fue entonces cuando a la reina se le ocurrió llamar al profeta Daniel, el cual también había sido deportado junto con todos los judíos a Babilonia en el 585 a.C. Cuando llegó, de inmediato supo lo que decían aquellas letras y volviéndose al hijo del rey le dijo:

Tu reino está contado, ha sido pesado y hallado escaso. Tu reino será repartido entre los medos y los persas.

Entre risas fue expulsado del palacio, pero esa misma noche otro rey, esta vez de los persas, llamado Ciro, tomó la ciudad de la siguiente manera: desvió la corriente del Éufrates y tras desecarlo introdujo a sus tropas por los desagües de la ciudad pillando por sorpresa a los durmientes babilonios. Nadie sabe a ciencia cierta que fue de Nabonido, pues unos dicen que lo mataron allí mismo, mientras que otros creen que fue enviado al exilio. Los más agradecidos de todo este asunto fueron los judíos ya que el rey Ciro los liberó de la esclavitud.

viernes, 25 de abril de 2014

EL UNIVERSO EN FEMENINO



Podemos considerar a Valentina Tereshkova (Masiennikovo, Rusia, 1937) como la primera mujer de la Historia que se dio una vuelta por el espacio. Era ingeniera técnica industrial y cuando tenía 24 consiguió superar las pruebas  del programa espacial de la Unión Soviética. Dos años después, subió a bordo de la nave Vostok 6 y enviada al espacio donde orbitó alrededor de la tierra durante tres días. Como es normal en estos casos al volver a la Tierra fue considera “héroe de la Unión Sovietica” concediéndole un buen número de medallas al honor. Se casó con otro cosmonauta, Adrian Nikolayev, y nunca más volvió a subirse a una nave, aunque no abandonó su carrera científica a la vez que desempeñaba su trabajo en la elite del Partido Comunista.

jueves, 24 de abril de 2014

LAS SÁDICAS REPRESENTACIONES DE CHARENTON



Entre escándalo y escándalo el marqués de Sade se pasó la mitad de su vida encerrado en distintas cárceles y presidios, como por ejemplo en el Castillo de Lacoste, la prisión de Viccenes o en las famosas mazmorras de La Bastilla. Todos y cada uno de estos lugares tuvieron la, podríamos decir, suerte de haber alojado a uno de los genios malditos más importantes de la literatura universal. Pero donde dejó su impronta más grande fue en la morada donde pasó sus últimos años de vida: El manicomio de Charenton.

En 1801, cuando Napoleón era todavía primer cónsul de Francia mandó arrestar al autor de Justine al considerarlo el “libro más abominable que haya creado la imaginación más depravada”. De inmediato fue llevado al manicomio de Charenton con el pretexto de que sufría “demencia libertina”, pero gracias a la importancia de su familia y a los 3000 francos anuales que le hacían llegar, el trato dentro de aquel recinto fue excelente. Le daba tiempo a escribir y a pasear por los alrededores pareciendo que estaba más en un hotel que recluido de por vida. Además tuvo la suerte de convertirse en el director de una novísima terapia que se estaba aplicando a los enfermos y que consistía en ensayar y representar obras teatrales de grandes dramaturgos franceses como Moliere, Corneille, Racine, e incluso piezas propias en las que alternaba el tema filosófico con escenas bastante subidas de tono.

Los participantes de aquellas obras con las que el manicomio también sacaba unos ingresos extras, eran los propios enfermos, actores profesionales venidos de todos los rincones del país, bailarines de París e incluso una vez tuvieron como invitada a una estrella de la ópera, Madame Saint-Aubin. La gente hacía cola para ver las piezas teatrales llegándose a las manos para conseguir una entrada. El público lo formaban enfermos no peligrosos e invitados muy selectos de la alta sociedad parisina.

Pero estas representaciones duraron poco ya que el marques de Sade siempre le ponía mucho picante. Cuando rondaba los 70 años fueron prohibidas, y como casi ya no le dejaban escribir fue cayendo en una profunda depresión. De resultas de ello murió en una fría mañana de 1814.

miércoles, 23 de abril de 2014

LOS GATOS MUSICALES



Ha habido casos en que los grandes artistas han hallado la inspiración en quién menos lo esperan. Y si no que se lo digan a dos de los grandes músicos de la Historia como son Domenico Scarlatti (1685 – 1757) y Frédéric Chopin (1810 – 1849). Se dice que el primero, un día que estaba poco iluminado pues no conseguía crear una buena composición fue visitado por un gato el cual sin ningún respeto a la autoridad se subió a las teclas del clavicordio y comenzó a pasear encima como si estuviera en su propia casa. Tanto le gusto el sonido accidental que emitió el felino que rápidamente lo pasó a una partitura creando una fuga para clavicordio en re menor conocida como La fuga del gato.


Un caso parecido le ocurrió años después a Chopin mientras componía su vals número 3 en fa mayor, cuando otro gato descarado, atraído por la música que salía del piano, saltó directamente a las teclas. Al músico polaco le hizo tanta gracia el paso rápido del gato que quiso imitarlo y fue precisamente de ahí cuando nació su famosa obra El vals del gato.


Y ahora que saben la historia, ¿a que les suena… gatuna?

martes, 22 de abril de 2014

EL TÍO SAM



Para conocer el  origen de este mito hay que retroceder hasta la guerra anglo-estadounidense de principios del siglo XIX. En 1813 un comerciante de carnes llamado Samuel Wilson que tenía un contrato para aprovisionar al ejército americano descargó unos barriles de salazón en un almacén. Éstos estaban marcados con las siglas U.S (United States) y un soldado guasón que vigilaba el establecimiento pronto empezó a decir que aquellas letras impresas significaban Uncle Sam (Tío Sam). El chiste fue corriendo de boca en boca y enseguida todo el mundo comenzó a confundir aquellas siglas. Sin saberlo aquel soldado había hecho nacer un mito nacional, el cual no sería consagrado por el Congreso hasta 1961.

Con el paso del tiempo la figura del Tío Sam ha cambiado muchas veces de aspecto. En un principio podía llevar trajes humildes, ser joven y vigoroso, viejo o achacoso e incluso algunas veces parecerse a un gordo terrateniente. Pero no fue hasta mediados del siglo XIX cuando se fijo su look definitivo. En 1856 le creció esa especie de barba de chivo que lleva y su rostro se fue pareciendo cada vez más al de Abraham Lincoln.

Durante la Primera Guerra Mundial su imagen se hizo mundialmente famosa gracias a un cartel de reclutamiento del ejército americano efectuado por James Montgomery Flagg en el que el Tío Sam, con rostro duro, decidido, y un dedo amenazador a la vez que directo se dirige a los jóvenes diciendo: “Te quiero a ti para el ejercito estadounidense”. A pesar de que este cartel esta claramente inspirado (por no decir casi copiado) de otro famoso cartel inglés en el que el Lord Kitchener posa de la misma guisa, en total se llegaron a vender unos cuatro millones de ellos consiguiendo de la misma manera que cientos de estadounidenses viajaran a Europa para luchar contra alemanes y austrohúngaros. En resumidas cuentas, todo un éxito de ventas.



La figura del Tío Sam es un icono gigantesco en medio mundo, pero pocos saben que también tiene su reverso femenino: Columbia. Es la personificación femenina de los Estados Unidos de América. Al igual que Sam, ella también apareció en un cartel de la Primera Guerra Mundial, aunque a diferencia de la seriedad del anterior ella aparece como una mujer alta, con los brazos extendidos, simbolizando a la vez a la madre abnegada y protectora que solamente quiere la paz y la reconciliación entre las gentes de buena voluntad.


lunes, 21 de abril de 2014

EL LUNES DE AGUAS



Junto con la Universidad y los pasos procesionales de Semana Santa, El Lunes de Aguas, es una de las grandes tradiciones de la muy noble ciudad de Salamanca. El nombre de esta festividad viene de que se celebra el lunes siguiente al lunes de Pascua y que se realiza en las orillas del río Tormes. Allí se reúne todo el mundo para pasar el día juntos, comer unos buenos hornazos, bailar y beber hasta que el cuerpo aguante. Pero ¿de dónde viene esta tradición? Hay que remontarse a mediados del siglo XVI cuando el rey Felipe II fue a contraer matrimonio a Salamanca. Este rey, como era muy serio y religioso quedó asombrado de que los jóvenes estudiantes estuvieran casi todos los días de fiestas por lo que emitió un edicto para evitar este descontrol durante las fiestas religiosas. Así pues, durante la Cuaresma se debían hacer ayuno y abstinencia; igualmente se prohibía cualquier tipo de celebración no religiosa; y lo que era más importante se cerraban los burdeles trasladando a las prostitutas al otro lado del río Tormes. Felipe II mandó que el Padre Lucas hiciera cumplir este edicto, y tanta animadversión se granjeó en el cuerpo estudiantil que se le puso el mote de Padre Putas.

Pero acabada la Pascua, el lunes siguiente era el día señalado para que las prostitutas volvieran a Salamanca. La alegría de los jóvenes era tanta que iban a buscarlas al Tormes haciéndolas un pasillo en la orilla y en el puente festejando el regreso de sus queridas meretrices. También se dice que era el mismo Padre Lucas, alias Padre Putas quien las trasladaba en barca de un lado a otro hasta Salamanca. Allí mismo, en las frías orillas del río se bailaba y se comía en un auténtico estallido de felicidad por haber abandonado la seriedad y la dureza de la Cuaresma. Esta tradición paso de año en año hasta hoy, aunque actualmente el ambiente es más calmado y  pareciéndose más a un típico día de campo.

domingo, 20 de abril de 2014

¡QUE EL PADRE DE LOS DIOSES TE GUARDE!



En la antigua Grecia, el filosofo Aristóteles y el médico Hipócrates creían que cuando alguien estornudaba era síntoma de que estaba enfermo o que pronto iba a morir. Para evitar esa desgracia aconsejaban que cuando eso pasara la persona sana le dijera inmediatamente: “¡Que goces de buena salud!” o “¡Que Zeus te guarde!” Igualmente Pitágoras opinaba que cuando alguien estornudaba se le escapaba un poquito de alma por lo que al momento había que rezar a los dioses para que volviera a su sitio.

En cambio los romanos creían que el estornudo no era signo mortal, al revés, anunciaba una próxima enfermedad y que a través de él se expulsaban espíritus malvados. De ahí que también invocaran buenos presagios al futuro enfermo.

sábado, 19 de abril de 2014

BREVE HISTORIA DE LA INQUISICIÓN - José Ignacio de la Torre



Entonces en centenares de plazas de mercado de Europa, los dignatarios eclesiásticos observaban los cuerpos ennegrecidos de sus antagonistas... quemarse y consumirse dolorosamente, y la propia gran misión de ellos para con la humanidad reducirse a polvo y cenizas con ellos. (H. G. Wells)

 

Aunque no encaje mucho hablar del grupo cómico Monty Python en una reseña sobre un libro que trata de la Inquisición, me gustaría remitirles a uno de sus famosos sketches en los que, ataviados con trajes cardenalicios, unos patosos religiosos todavía recorren Inglaterra al grito de ¡The Spanish Inquisition! Las caras que ponen están desencajadas, ojos alucinados y rostro de perversidad. Todo ello, claro esta, para mover a la hilaridad de los televidentes. Pero, aunque sea muy gracioso, detrás de las risas y el gozo se mueve en la sombra la imagen grotesca y paródica que ha quedado de esta institución en la Historia dentro del imaginario popular. Fuera de los círculos académicos pocas personas son las que juzgan de manera equilibrada el papel de la Inquisición, limitando su campo de visión a la imagen deformada de los cronistas y a máquinas de torturas que se hallan cogiendo polvo en los museos, como por ejemplo (les recomiendo que lo vean) el Museo de la Tortura situado en el bonito pueblo de Santillana de Mar (Cantabria). Poco queda de verídico y ecuánime sobre una de las instituciones más represoras y siniestras que han existido con el correr de los siglos, por lo que es necesario tener una idea clara de cuál era el reverso tenebroso de una Iglesia la cual por un lado tendía una rama de olivo a los creyentes y por otra condenaba a penas terribles a cualquier persona que pensara distinto y se saliera de la ortodoxia impuesta desde Roma o Aviñón. Para resolver esta situación y encajar debidamente las piezas son necesarios libros valientes, decididos y bien hilvanados como el de José Ignacio de la Torre, Breve Historia de la Inquisición (2014) editado por Nowtilus.

LOS JARDINES COLGANTES DE BABILONIA



Fueron construidos entre el 605 a.C y el 562 y desde que la vieron los griegos las consideraron como una más de las Siete Maravillas del mundo antiguo. Las mandó levantar el gran rey Nabucodonosor II como prueba de amor hacia su esposa Amitis, ya que ésta añoraba en demasía las bellas montañas de su Persia natal, y no a Semiramis como dice la leyenda popular. Los Jardines Colgantes se hallaban alojados junto a la muralla y se elevaban unos 50 metros a base terrazas de mayor a menor pudiéndose llegar a la más pequeña gracias a una gran escalera. Para que las plantas pudieran sobrevivir recibían el agua del mismo río Éufrates haciendo que el verdor fuera perenne en cualquier época del año, a lo que hay que añadir que cada terraza estaba sostenida por una multitud de columnas huecas rellenas de tierra en las que estaban las raíces de los árboles y las plantas. Una de las cosas que maravilló a Alejandro Magno al entrar en la mítica Babilonia fue observar el complicado y estudiado sistema de riego que existía en cada terraza el cual permitía llevar el agua desde el río hasta la cima.

Los Jardines Colgantes sobrevivieron a guerras y conspiraciones pero en el 126 a. C desaparecieron cuando los persas conquistaron la ciudad destruyendo uno de las grandes logros de la raza humana.

viernes, 18 de abril de 2014

¿QUÉ ERA UN NOMÉNCLATOR?



Según la Wikipedia, un nomenclátor: es un catálogo de nombres geográficos, el cual, en conjunto con un mapa, constituye una importante referencia sobre lugares y sus nombres. Pero aunque actualmente es así, en su origen un nomenclátor significaba otra cosa bien distinta. En Roma, sobre todo para los grandes personajes de las elites, era muy importante tanto ser reconocido como saber el nombre de todas las personas con las que se cruzaba en el Foro o en alguna fiesta organizada por un patricio. Como recordar todas las caras era algo casi imposible era típico que los hombres influyentes fueran acompañados de un esclavo llamado Nomenclátor, el cual tenía que saberse todos los nombres para después susurrárselos a su señor para que de este modo no cayera en un renuncio ((incluso en las fiestas o reuniones les chivaban en qué triclinium debía tumbarse). Pero si un nomenclátor no se acordaba o se equivocaba en cuanto volviera al hogar era castigado duramente por su amo. Por ejemplo el emperador Augusto era muy exigente con éstos y se lamentaba continuamente de que su nomenclátor personal era muy malo recordando nombres. Según cuenta Macrobio en sus Saturnales una vez que su esclavo iba al Foro le llamó y le dijo lo siguiente:

Lleva esta carta de recomendación, pues allí no conoces a nadie.

Aun así, también se sabe de romanos que no necesitaban de este tipo de esclavos ya que tenían una memoria prodigiosa. Catón el Menor era muy respetado porque recordaba todos los nombres, al igual que uno de los Escisiones e incluso el emperador Adriano que continuamente corregía a sus nomenclátores diciéndoles que con que una sola vez que le dijeran el nombre del invitado él ya se acordaba de por vida. La carrera “profesional” de este tipo de esclavos dependía de su buena memoria. Como nota irónica Séneca se quejaba de los nomenclátores seniles que con el paso del tiempo olvidaban las caras y se inventaban los nombres que le decían a su amo durante las fiestas.

jueves, 17 de abril de 2014

LA MALA ESTRELLA DE EURÍPIDES



Podemos considerar al dramaturgo Eurípides (480 – 406 a.C) como uno de los hombres más desgraciados y con más mala suerte de la antigua Grecia. Aunque su nacimiento parecía indicar que iba a ser una persona afortunada, ya que vino al mundo el mismo día de la victoria de Salamina frente a los persas en la embocadura del estrecho de Euripo (de ahí su nombre), su infancia estuvo llena de tristeza pues todos los días veía a sus padres, el tabernero Mnesarchos y la tabernera Clito, andar a la greña continuamente. Después intentó ser atleta, pintor, maestro de retórica y filosofo pero fracasó en cada uno de estos cometidos. En cambio empezó a despuntar en otro campo, el de la Tragedia. Los eruditos del tema consideraban sus obras como excelentes, mientras que al gran público le aburrían, lo que provocaba en Eurípides una constante desazón.

Además de vivir amargado, también sufría de halitosis y cada vez que hablaba con la gente éstos solían mantenerse alejado de él. Su muerte fue parecida a una tragedia pues fue devorado por una jauría de perros, que según algunas fuentes fue azuzada por uno de sus competidores en el escenario. Y lo que es el colmo de la mala suerte, unos cuantos años después de su muerte al lado de la tumba salió a la superficie un manantial de aguas ponzoñosas, que al igual que la halitosis que sufría el finado, hacía que nadie quisiera acercarse a su última morada.

miércoles, 16 de abril de 2014

EL CORONEL CORBU



La mascota del dictador comunista rumano, Nicolae Ceausescu (1918-1989), se llamaba Corbu, y se trataba de un labrador negro que le había regalado el líder del Partido Liberal británico. Inmediatamente, el camarada Corbu, fue elevado al rango de coronel del ejército, y cuando era paseado por las calles iba siempre en limusina y rodeado por una fuerte escolta. Como correspondía a su rango sus habitaciones tenían televisión y teléfonos de oro, y como no era un perro cualquiera su comida también era de alto standing pues todas las semanas recibía desde Gran Bretaña unas galletas de lujo que le eran enviadas desde allí por el embajador de Rumania en Londres.

martes, 15 de abril de 2014

¿QUIÉNES ERAN LOS TRESCIENTOS ESPARTANOS?



Se trataba de la guardia personal de los dos reyes de Esparta. En realidad eran llamados hippeis (caballeros) y eran valientes hoplitas que se colocaban en el centro de la falange junto a su soberano. Los candidatos a este honor tenían que tener entre 20 y 29 años y para llegar a ser miembro de esta guardia personal debían demostrar en una difícil competición su destreza con las armas, una gran fuerza física y una valentía extrema. Como le habían inculcado muy bien en la agoge (el sistema de educación espartano) no existía nada más vergonzoso para ellos que ser llamados cobardes si regresaban de una batalla perdida. Si alguno volvía se le cosían parches de colores en su capa, se le negaba la asistencia a la sysitia (comedores comunitarios), también le retiraban sus derechos cívicos y se le negaba el casamiento con la hija de un igual. Como curiosidad señarlarles que de la Batalla de las Termópilas regresaron a Esparta dos soldados de la guardia personal de Leonidas, Pantitas y Aristodemo, y ninguno de los dos supo afrontar la humillación de ver las caras de sus compatriotas. El primero se ahorcó nada más llegar y el segundo se separó adrede de su falange y se lanzó en solitario contra las huestes persas en la Batalla de Platea (479 a.C) buscando una muerte segura.

lunes, 14 de abril de 2014

EL ORIGEN DE LA V DE VICTORIA



La costumbre de enseñar el dedo índice y medio en forma de V para indicar una victoria proviene de la Guerra de los Cien Años (1337 – 1453), en concreto de la Batalla de Agincourt (1415). Cuenta la historia que el rey francés Carlos VI había dicho a todo el mundo que tras la victoria les cortaría esos dos dedos a los arqueros  ingleses, como castigo por utilizarlos para disparar contra sus tropas. Pero tras la derrota los arqueros, que habían destacado durante la batalla al aplastar a la caballería gala, levantaron estos dos dedos delante de los cautivos franceses queriéndoles decirle que seguían intactos. Por eso también se le llama el “saludo del longbowman” (el longbow era el famoso arco largo inglés).

domingo, 13 de abril de 2014

LA LEYENDA NEGRA DE MESALINA



Si uno abre el Diccionario de la Real Academia y busca la palabra “Mesalina” se encontrará con la siguiente definición: Mujer poderosa o aristócrata y de costumbres disolutas. La frase, claramente, ya nos habla del carácter que tenía esta mujer. Mesalina era la tercera esposa del emperador Claudio, y madre de Octavia que sería con el tiempo la esposa de Nerón. Se sabe que era una mujer ambiciosa e intrigante pero por lo que ha pasado a la historia ha sido por su vena de ninfómana. Le encantaba practicar sexo con todo el que se cruzara por delante ya fueran siervos del emperador, secretarios, soldados de la guardia pretoriana, y senadores. En cambio si alguien se negaba a hacerlo con ella era condenado a muerte con cualquier excusa, como por ejemplo le pasó al senador Apio Silano. Por eso, viendo las barbas del vecino remojar, los libertos de la corte la denunciaron a su ignorante esposo el cual no dudó en ejecutarla.

Pero antes de que llegara ese momento a Mesalina le encantaba poner en práctica uno de sus pasatiempos preferidos: acudir disfrazada a los prostíbulos de peor categoría y hacerse pasar por prostituta haciendo gozar al mayor numero de hombres y mujeres hasta que amaneciera. Esto lo corrobora el propio poeta Juvenal en su sátira Sobre las Mujeres. Les dejo con él que lo explica mejor que nadie:

¿Por qué te preocupas de lo que hizo la casa de un
particular, de lo que hizo una Épia?

Vuelve tu vista a los émulos de los dioses, escucha
cuánto
soporto Claudio. Cuando su mujer se percataba de que
su marido dormía,
la augusta meretriz osaba tomar su capucha de noche
y, prefiriendo la estera a la alcoba del Palatino,
lo abandonaba, acompañado por no más de una esclava.

Y ocultando su pelo moreno con una peluca rubia
entraba en un caliente lupanar de gastadas tapicerías,
en un cuartito vacío que era suyo; entonces se prostituía
con sus áureas tetas al desnudo, usurpando el nombre
de Licisca,
y exhibía el vientre de donde naciste, noble Británico.
Recibía cariñosamente a los que entraban y les exigía
dinero.

Luego, cuando el dueño del burdel despedía a sus chicas,
se marchaba triste, y hacia lo que podía: cerrar la última
el cuarto, todavía ardiendo con la erección de su tieso
clítoris,
y se retiraba, cansada de tíos pero aún no saciada,
y afeada por el humo del candil y las mejillas
oscuras llevaba el olor del lupanar a su almohada.

sábado, 12 de abril de 2014

EL AJEDREZ DE LEWIS



En 1831 se halló enterrado en las dunas de la Bahía de Uig, en la Isla de Lewis (Escocia) un maravilloso ajedrez del siglo XII. En total aparecieron unas 93 piezas: 8 eran reyes y 8 eran reinas, 16 obispos, 15 caballos, 12 bersekers (un tipo de guerrero vikingo que tras ingerir una bebida entra en trance y se convierte en un luchador temible), 19 peones y 14 fichas para jugar a las damas. Evidentemente en aquel tesoro medieval había entre cuatro y cinco juegos. En su mayoría están hechas de diente de morsa aunque algunas son de ballena, y unas pocas tienen un tinto rojizo lo que hace suponer que cuando dos personas jugaran al ajedrez uno elegiría blancas y otras rojas, no como ahora que ese color ha sido sustituido por el negro. Su origen es incierto pues mientras unos opinan que proceden de Trondheim (Noruega) otros dicen que son islandesas.

Existen muchas leyendas sobre como fue el hallazgo. La más creible cuenta como un niño se adentró en el mar y robó una bolsa de juegos que había dentro de un barco que estaba en el Loch Resort. Cuando llegó a tierra fue asesinado por un vaquero, que al ser interrogado tiempo después confesó haber enterrado aquella bolsa en la Bahía de Uig. Trescientos años después otro vaquero llamado Malcom Macleod, del cercano poblado de Pennydonald lo encontró (otros dicen que fue una de sus vacas) y lo acabó vendiendo a un capitán conocido como Roderick Ryrie. Lo interesante de este ajedrez es que se puede considerar como el primer ajedrez moderno de la Historia pues la gran mayoría de sus figuras representan a seres humanos, a excepción de los peones que parecen una especie de lápidas labradas. Hay que recordar que el ajedrez se introduce en Europa a través de los musulmanes los cuales tenían prohibido, en un principio, hacer representaciones escultóricas y pictóricas de figura humana. Igualmente hay que observar que en el Ajedrez de Lewis aparece por primera vez alfiles encarnados en obispos y no en elefantes como era típico en otros juegos procedentes de China, India o Persia (la palabra alfil proviene del árabe anfil que significa “elefante”). Los caballos son diminutos con grandes jinetes portando enormes escudos y enhiestas lanzas.

Una de las cosas que más llaman la atención de este juego es que ninguna de la piezas tienen expresión alegre, más bien están tristes y pensativas, a excepción de las torres bersekers que representan a estos guerreros con grandes ojos y mordiendo el escudo con mucha furia. La gran mayoría de las piezas se encuentran repartidas entre el Museo Britanico, que tiene ochenta y dos, mientras que el Museo Nacional de Escocia solamente unas once. Como curiosidad indicarles que la última vez que el Ajedrez de Lewis ha aparecido en la gran pantalla ha sido en la famosa Harry Potter y la Piedra Filosofal en el que el protagonista al principio juega una entretenida partida con su amigo Ron Weasly haciéndolo posteriormente en un tablero de mayores dimensiones a riesgo de perder sus vidas:

viernes, 11 de abril de 2014

TENER MÁS AÑOS QUE MATUSALÉN



Muchas veces hemos oído esta expresión refiriéndose a alguien que tiene muchos años o a una cosa envejecida por el tiempo. Pero ¿quién era este Matusalén del que tanto se habla? Según la Biblia Matusalén, cuyo nombre significa Liberado de la Muerte, fue la persona más longeva del Antiguo Testamento. Era hijo de Enoc, y con 187 años, nada más ni menos, engendró a la vez a Lamec, quien sería con el tiempo el padre de Noe. En el Génesis 5:27 se dice que Matusalén murió en la época del Diluvio cuando tenía alrededor de ¡969 años!:

Fueron, pues, los años de Matusalén, novecientos sesenta y nueve años; y murió

Llama la atención que la gran mayoría de personas que aparecen en la Biblia antes del Gran Diluvio vivieran tanto tiempo. Parece ser que esto se debe a que por un lado los traductores del libro sagrado se equivocaron al hablar de ciclos solares en vez de ciclos lunares y que las cifras hay que dividirlas entre 13,5 (por tanto Matusalén tendría al morir 72 años, que ya era una edad respetable en aquellos tiempos); mientras que por otro lado parece ser que míticamente Dios habría permitido que los humanos vivieran cientos de años antes del Diluvio y que al terminar acortara la edad a los supervivientes como castigo por los pecados anteriores. Sea como fuere lo importante de Matusalén es que al vivir tanto tiempo cumplió con creces la cuota con la Seguridad Social para tener una jubilación digna.

jueves, 10 de abril de 2014

EL GRAN ELEFANTE DE NAPOLEÓN



Si uno presta atención a la película Los Miserables (2012), dirigida por el oscarizado director Tom Hooper, se dará cuenta de que en varias escenas aparece una especie de estatua gigante de un elefante a medio construir. ¿Qué pinta esa enormidad en medio de París? Pues aunque no lo crean la aparición de ese paquidermo tiene visos de realidad histórica. Según parece en la década de 1780, antes de la caída de La Bastilla, los ingenieros reales ya se estaban pensando en demoler esa fortaleza medieval que no pegaba nada en una ciudad en continuo desarrollo y que además era muy costosa de mantener. Cuando pasó la fiebre revolucionaria el lugar que ocupaba aquella muestra del Antiguo Régimen estaba llena de cascotes debido a que había sido mandada demolerla y nadie sabía muy bien que hacer con ellos. Napoleón, no queriendo ver una plaza de la ciudad en ruinas pensó en erigir un gran elefante de bronce en el centro mismo de la explanada para conmemorar sus futuras victorias orientales, pero como no se produjeron al final el proyecto quedó en nada. Solamente se construyó un modelo a tamaño natural en yeso que sería derribado en 1846. Al final, se levantó una gran columna pero no para celebrar la revolución de 1789 sino la de 1830.

miércoles, 9 de abril de 2014

LA EXPEDICIÓN DE LA KON - TIKI - Thor Heyerdahl



Siento decir que muchas veces me pregunté si sabíamos efectivamente lo que estábamos haciendo. No podía contradecir una a una las advertencias, puesto que no era un hombre de mar. Pero en reserva tenía un triunfo en la mano, uno solo, en el cual estaba fundado todo el viaje: sabía en el fondo de mi corazón que una civilización prehistórica se había extendido desde el Perú hasta las islas del Pacífico…

Hubo un tiempo en que el planeta Tierra era gigantesco y misterioso. Las anteriores civilizaciones que nos han precedido creían ver detrás de cada horizonte un universo de maravillas y pueblos de costumbres enigmáticas que desbordaban la imaginación de la gente. Así pues, durante cientos y cientos de años, un buen número de personas de mente inquieta y corazón valiente llamadas exploradores se dedicaron a viajar y descubrir qué había detrás del infinito. Poco a poco el mundo se fue quedando sin aquellos lugares, y curiosamente cuando parecía que el ser humano ya había visto de todo, a mediados del siglo XX, un joven noruego llamado Thor Heyerdahl volvió a llevar la esencia de la aventura a los periódicos y revistas. ¿Qué se proponía? ¿En qué lugar oscuro deseaba clavar su bandera? Al contrario, más bien planeaba hacer un viaje apasionante para intentar demostrar a todos que las islas de la Polinesia, alojadas en el inmenso Océano Pacífico, habían sido colonizadas desde Sudamérica, gracias a balsas que eran impulsadas mediante las mareas, el viento y las corrientes oceánicas.

martes, 8 de abril de 2014

LA LEYENDA DE LADY GODIVA



Según parece en el siglo XI la ciudad inglesa de Coventry estaba condenada a pagar unos impuestos abusivos al conde Leofric. La gente vivía en la miseria y muchos morían de hambre. Parece ser que la esposa del conde Lady Godiva, apenada al ver como mal vivían aquellas gentes, propuso a su marido que bajara un poco los impuestos. El conde, riéndose de aquella propuesta que consideraba ingenua por haberla propuesto su mujer, le dijo que solo cedería si ella cruzaba la ciudad desnuda y montada a caballo. Y así lo hizo, con la única condición de que los habitantes de Coventry cerraran las ventanas y nadie la viera como Dios la trajo al mundo. Actualmente en aquella ciudad existe una estatua en honor a su salvadora.

lunes, 7 de abril de 2014

EL BAILE DE LOS PIGMEOS



Uno de los aspectos de la vida que más apreciaban los egipcios era la danza. Existía una gran variedad de bailes tanto en las fiestas religiosas como en los meros divertimentos del día a día. Éstos podían ser interpretados por egipcios libres y por esclavos o mercenarios traídos desde Oriente, la India o desde las mismísimas profundidades del África negra. De allí, precisamente, era de donde los aventureros y comerciantes egipcios traían esclavos, como por ejemplo los pigmeos que eran muy apreciados dentro de la corte faraónica. Allí, eran utilizados como sirvientes o meros bufones cómico-grotescos. Al faraón de turno le encantaba hacerlos danzar pues se había demostrado que eran excelentes bailarines ya que con sus volteretas y movimientos rápidos hacían disfrutar a todos los presentes. Incluso en la actualidad los arqueólogos han encontrado un pequeño juguete articulado en una cámara mortuoria cerca del Cairo, perteneciente a la Dinastía XII, que consta de tres pigmeos bailarines y uno que los acompaña tocando las palmas.

domingo, 6 de abril de 2014

EL ORIGEN DEL ASCENSOR MODERNO



Si alguna vez se montan en algún ascensor y al picar el número de piso se fijan que existe una plaquita con las letras OTIS sepan que se encuentran ante el apellido del inventor del ascensor como lo conocemos en la actualidad. Su nombre completo era Elisha Graves Otis (1811-1861) y además de ser inventor era mecánico en Nueva York. Antes de crear el ascensor ya había patentado una excavadora mecánica, y en 1852 pensó en dotar a las cestas de elevación que había en su empresa de un sistema de frenado automático de bloqueo por si al descender se rompiera la cuerda de tracción. Como sus trabajadores quedaron muy contentos de este artilugio Otis pensó en presentar este primitivo ascensor en el Palacio de Cristal de Nueva York. En 1859 mejoró el sistema de frenado y con el tiempo todos los rascacielos de la ciudad que nunca duerme comenzaron a demandar los ascensores que salían de la compañía Otis Steam Elevador Company.

sábado, 5 de abril de 2014

EL SALVAJE OESTE EN BARCELONA



William Frederick Cody, más conocido como Buffalo Bill, era un hombre polivalente: explorador, soldado del Séptimo de Caballería, cazador de búfalos, y, en último lugar, empresario de uno de los mayores circos de la historia: Buffalo Bill’s wild west (El salvaje oeste de Buffalo Hill). Es curioso que este excéntrico vaquero montara este espectáculo cuando el mito del salvaje oeste estaba en plena decadencia debido a la sociedad industrial, el tren, el barco de barco, la masacre de indios reconducidos a reservas o el exterminio de búfalos debido a la caza indiscriminada. Aun así, tal vez por la nostalgia que sentía la gente por aquel mundo finisecular, este circo se hizo muy famoso tanto dentro de Estados Unidos como en el extranjero. Es por ello que en 1889 toda la compañía al completo viajó con este espectáculo a la Exposición Universal de París.

Y tanto fue el éxito entre los franceses que se decidió seguir viaje a otros países. La siguiente parada fue: Barcelona. El 18 de Diciembre de ese mismo año el salvaje oeste de Buffalo Bill desembarcó, vía Marsella, en el puerto de la Ciudad Condal y acto seguido cientos de trabajadores se pusieron inmediatamente a montar el circo en el popular Barrio de Gracia. El espectáculo, del que se tiene pocas noticias, atrajo a mucho publico los cuales tuvieron la suerte de ver diferentes entretenimientos, como por ejemplo monta a caballo, ataques de indios a caravanas, asaltos de diligencias y una recreación de la famosa batalla de Little Big Horn en donde sucumbió el coronel Custer. El mayor espectáculo del mundo estuvo en la ciudad cinco semanas, hasta enero de 1890 y durante aquel tiempo se produjeron en torno a la lonas del circo un buen número de anécdotas. Por ejemplo se cree que unos diez indios murieron debido al frío, la gripe y la viruela, siendo posteriormente enterrados en la ciudad. De lo que si se esta seguro es de que murió el jefe de pista, el coronel Frank Richmond y que se embalsamó para que cuerpo fuera repatriado a Estados Unidos e inhumarlo allí.



También cuenta la rumorología que Buffalo Bill entró a tiros en un burdel del Tibidabo para rescatar a una india, que casualmente era hija ilegitima de Toro Sentado, ya que unos proxenetas la habían secuestrado y llevado allí para prostituirla. Sea verdad o no parece que la estancia en Barcelona no le fue muy grata a William F. Cody pues se sabe que incluso puso una denuncia en el ayuntamiento de Barcelona al saber que varios vecinos que vivían en el Barrio de Gracia habían agredido a varios de sus indios a los que acusaban de haber matado a varias niñas que habían desaparecido últimamente y que se las habían comido en algún ritual oscuro y hereje. Al finalizar el contrato que tenía, Buffalo Bill se marchó de la ciudad con gran alivio jurando que nunca más volvería a poner los pies en aquel lugar.

viernes, 4 de abril de 2014

LA ITALIA DE LA ILUSTRACIÓN - Jorge García Sánchez



Roma es como un libro de fábulas, en cada página te encuentras con un prodigio.
(Hans Christian Andersen)

Hubo un tiempo, allá por principios del siglo XIX, que la Península Ibérica, España en concreto, fue campo de aventuras de románticos y aventureros venidos de todas las partes del mundo. Nombres como Washington Irving, Merimee, Andersen, o Ford entre otros, dejaron su impronta y su bella literatura para describir cómo éramos y de que manera buscaron las fastuosidad medieval en las ruinas de la Alhambra o el misterio en los ojos de una Carmen gaditana. Pero es justo señalar que también hubo otro tiempo en que los españoles hicimos el viaje contrario, hacia Europa y sobre todo en dirección a ese Gran Teatro del Mundo llamado Roma. Eran otras épocas en que la carta de presentación española tenía un peso y en el que la cultura hispana era bien recibida en cualquier salón noble.

Jorge García Sánchez nos describe en su libro La Italia de la Ilustración, como fue aquella presencia artística española en el siglo de las luces italiano, y cuales fueron las huellas y vivencias que nuestros intelectuales vivieron en aquellas tierras de cesares y tizianos. El autor comienza a explicarnos que era el Grand Tour del siglo XVIII y en que consistía. Sencillamente era una especie de turismo cultural que las altas esferas hacían una vez en su vida para que ellos o sus hijos se formaran en las distintas capitales de Europa. Una especie de erasmus, que en algunos casos era subvencionado por los reyes Borbones, como por ejemplo las excavaciones con acento español realizadas en Pompeya y Herculano por el arqueólogo aragonés Roque Joaquín de Alcubierre. Estos viajeros, mitad cultos mitad aventureros, acudían no solo a las ruinas antiguas para evocar el mítico pasado sino que también frecuentaban los salones nobiliarios en donde se mezclaban con las grandes élites y participar en intercambios de ideas, lecturas y juegos de mesa.



Este libro se centra sobre todo en los viajes ilustrados que hicieron grandes personalidades españolas del momento en Italia. Allí fueron intelectuales como Goya (al igual que hizo Velázquez tiempo atrás) buscando el perfeccionamiento en su pintura, Moratín, el Duque de Alba o Godoy. Junto a ellos el lector descubrirá que también fueron un buen número de aristócratas calaveras catadores de fortuna, aventureros y arqueólogos como el mencionado aragonés que medró a la sombra del Vesubio, clérigos, anticuarios o filólogos. Todos estos dejaron su huella española en la bota italiana, tanto que incluso algunos osaron introducir costumbres españolas como por ejemplo el toreo al realizarse una corrida en el antiguo Mausoleo de Augusto en 1780.

Una de las cosas que el lector descubrirá a través de la bella prosa de Jorge García Sánchez es que el viajar en aquella época no es como ahora que nos plantamos en cualquier aeropuerto en breves instantes. Estos viajes que nos describe el autor eran una mezcla de cultura y aventura en el que muchas veces los viajeros tenían visos de dejarse el pellejo en el camino debido a inclemencias temporales o al trabuco de un forajido. Además, siguiendo a uña de caballo la estela de personajes como Goya, Moratín, Godoy o el Duque de Alba observará como estaba en aquellos momentos la Ciudad Eterna, el Vaticano, los peligros de los barrios bajos de Roma y Nápoles, la emoción eterna que se vive en las excavaciones arqueológicas o la fastuosidad de los canales de Venecia.