martes, 31 de diciembre de 2013

EL GENERAL AL APARATO



Un día el general español Valeriano Weyler (1838 – 1930) llamó al cuartel para dar unas ordenes de urgencia. Pero lo que era una llamada telefónica corriente se acabó convirtiendo en todo un sin sentido. Atención:

-Soldado X: ¿Diga?
-Valeriano: ¡Que se ponga el capitán!
-Soldado X: Esta con la instrucción, llame usted más tarde.
-Valeriano (un tanto sorprendido): ¡Qué se ponga ahora mismo!
-Soldado X: Ya le he dicho que no puede ponerse…
-Valeriano: Pero… (el soldado desconocido cuelga)

Hay que imaginarse en esos momentos al general mirando al aparato con ojos desorbitados. De nuevo volvió a marcar el número del cuartel:

-Soldado X: ¿Diga…?
-Valeriano: ¡¿Usted sabe quién soy yo?!
-Soldado X: Ni lo sé ni me importa (contestó de manera airada)
-Valeriano: Pues sepa que soy el general Weyler
-Soldado X: ¿Y usted sabe quién soy yo?
-Valeriano: … no, la verdad…
-Soldado X: ¡Pues menos mal!

lunes, 30 de diciembre de 2013

TODAVÍA NO ERA SU HORA



¿Sabías que Santa Teresa de Jesús era cataléptica? Pues sí, por lo menos una vez en su vida lo fue. Era un 15 de Agosto de 1540, y Teresa, que en esos momentos tenía 25, se encontraba muy mal de salud. Estaba muy débil y le dolía el pecho al respirar. De pronto se mareó y cayó redonda delante de todo el mundo. Las monjas del Monasterio de la Encarnación de Ávila para cerciorarse que había muerto derritieron cera caliente en los parpados y le pasaron una vela por debajo de la nariz. Pero la llama no se movió. Las monjas estuvieron tres días rezando delante de su féretro, y al cuarto, mientras se estaba celebrando la misa de difuntos su padre no pudo reprimirse más abalanzándose hacia el cadáver para abrazarlo. Pero cuando lo tenía entre sus brazos éste sintió el calor del cuerpo de su hija y rápidamente exclamó:

¡Esta hija no está para enterrar!

Acto seguido Teresa abrió los ojos y ante el asombro general se levantó de su ataúd.

domingo, 29 de diciembre de 2013

ORO HISPÁNICO



España, después de no asistir en 1896 a los Juegos Olimpicos de Atenas, pudo conseguir sus primeras medallas olímpicas en los siguientes celebrados en París en 1900. Acudieron un total de 8 deportistas y solamente nos llevamos una de oro, en la modalidad de cesta punta por parejas donde José de Amézola y Francisco Villota consiguieron la victoria. Aunque en el casillero debería haber subido otra más pues Pedro Pidal y Bernardo de Quirós consiguió en la modalidad de tiro al pichón, una de plata que actualmente todavía no esta reconocida por el Comité Olimpico Internacional.

Pero… ¿éste es el primer triunfo de un español en unos Juegos Olimpicos? Se puede decir que los anteriormente mencionados son los primeros de la edad modena, aunque no en su totalidad, pues ya en la antigüedad Hispania también sabía dar al mundo buenos deportistas. Hablamos de un hispanorromano llamado Lucio Minicio Natal, oriundo de Barcino (Barcelona) que en el transcurso de la CCXVII Olimpiada (129 d.C) consiguió alzarse con la victoria en la carrera de cuadrigas. Podemos conseiderar a Lucio Minicio como el primer atleta en conseguir una victoria sin ser griego ni itálico. Su triunfo está inmortalizado en una inscripción en el mismo santuario de Olimpia, monumento que él mismo mando erigir. Una copía de este epígrafe lo podemos ver  en el jardín exterior del Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña, concretamente en el Anillo Olímpico de Montjüic, a lo que se suma que la Generalitat en honor a este auriga homenajea a los deportistas catalanes con una medalla conocida como la Medalla Luci Minici.

sábado, 28 de diciembre de 2013

LA BARAKA NO ABANDONA A FRANCO



¡Qué coincidencia que a Franco le tocara la quiniela! Demasiado sospechoso ¿no? Permítanme que me remonte al principio. A los españoles siempre nos ha gustado mucho el juego, desde la obsesión por la desencuadernada  (es decir la baraja de cartas) en la época de los Austrias; pasando por la creación de la Lotería Nacional en tiempos de Carlos III; hasta la implantación de la quiniela el 17 de Septiembre de 1946. Pues bien, el 26 de Mayo de 1967  el Caudillo, al que también le gustaban los juegos de azar, rellenó un boleto de doce apuestas que costaba 24 pesetas y que ¡sorpresa! fue agraciado con 900.000 pesetas. Aun así este premio lo tuvo que compartir con otras nueve personas que también habían obtenido el pleno. Como no se atrevía a cobrarlo en persona, ya que sería muy sonado ver a Franco entrando en una casa de quinielas, mandó a su ayudante Carmelo Moscardó a recoger el premio. Como curiosidad el boleto lo conservó enmarcado en el Patronato Nacional de Apuestas Mutuas.

viernes, 27 de diciembre de 2013

LA PANADERA DE ALJUBARROTA



La leyenda más famosa que rodea a la Batalla de Aljubarrota (1385) en la que se impusieron las armas portuguesas sobre las de Castilla, hace referencia a una panadera lusa llamada Brites de Almeida, que empuñando una simple pala de horneo supo mantener a raya las espadas enemigas. Esta Brites (o Beatriz) de Almeida era natural de Faro, y ya desde que era pequeña demostró su bravura, pues cuando regentaba junto con su familia una fonda, el alcalde de la ciudad quiso casarla con su hijo, y ella  cuando éste intentó conquistarla por la fuerza no dudo en estrellarle en la cabeza un botijo matándole allí mismo por lo que tuvo que buscar refugio en Lisboa.

Según quien cuente esta leyenda añade más datos de su huida o los quita. Por ejemplo se dice que cuando iba camino de Lisboa fue raptada por un moro que la vendió como esclava en el mercado de Argel. Pero ella, todo fuego, no supo resignarse a su destino por lo que organizó una fuga con otros dos portugueses. Después de regresar a la Península, y por miedo a encontrarse con la justicia por lo del botijazo se disfrazó de hombre, trabajó como arriera, aunque después de cometer otro asesinato acabó con sus huesos en la cárcel.

Pero el culmen de la odisea de Brites de Almeida, y por lo que ha pasado a la historia, fue por su participación en la batalla de Aljubarrota. Después de pasar por la cárcel se sabe que en el momento de la batalla regentaba una panadería en aquel pueblo. Y aunque ningún ciudadano de allí participó en la contienda sí se sabe que tras la derrota de Juan I de Castilla muchos de ellos sí persiguieron a las tropas castellanas cuando éstas estaban en desbandada. Uno de aquellos fue nuestra protagonista, quien al abrir la panadería vio con asombro que dentro del horno se habían escondido siete caballeros castellanos, y aunque le regaron que no diese la voz de aviso ella cogió la pala de hornear y tras arrinconarlos con aquella herramienta hasta el fondo les cerró la puerta horneándoles vivos.

Como se puede ver Brites de Almeida era una auténtica mujer de armas tomar.

jueves, 26 de diciembre de 2013

BREVE HISTORIA DEL FEUDALISMO - David Barreras y Cristina Durán



Mi espada, mi rey.

David Barreras y Cristina Durán son ya viejos conocidos de la editorial Nowtilus, pues en esta editorial han publicado con éxito dos obras esenciales dentro de la historiografía universal: Breve historia del Imperio bizantino (2010) y Breve historia de los cátaros (2012). Gracias a la fusión literaria de ambos escritores hemos podido disfrutar de ensayos excelentes para que el gran público conozca episodios de la historia de forma cómoda y didáctica. Ahora, en este año que se acaba, David y Cristina se vuelven a unir para traernos otra obra interesante: Breve Historia del Feudalismo, en el que van a desvelarnos cómo fue el periodo feudal tras la caída de Roma. Por tanto les invito a que conozcan la Edad Media más oscura de una manera rigurosa y amena, comprendiendo cómo fue aquel mundo de poderosos reyes, acogotados vasallos y sorprendentes conquistas y batallas memorables en los reinos medievales. (Sigue)

LAS DOS CARAS DEL REY CATÓLICO



Fernando II, alias el Católico (1452-1516), además de ser un hombre de excelente talla política, era también un fiel reflejo de la obra El príncipe de Maquiavelo, ya que para conseguir sus planes no dudaba en romper cualquier trato que hubiera hecho anteriormente. Este incumplimiento de lo anteriormente firmado se ve en las relaciones que tuvo con el rey Luis XII de Francia, ya que el soberano aragonés anuló sin previo aviso todos los pactos que había hecho con su homólogo en lo tocante a la cuestión italiana. El rey galo se enfadó tanto que no dudó en acusarlo públicamente de ser un mentiroso diciendo que le había engañado en dos ocasiones. Entonces Fernando el Católico, todo ofendido gritó a los presentes lo siguiente:

¡Falso! No le he engañado en dos ocasiones… lo he hecho más de diez veces.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

LA PRIMERA NAVIDAD DE AMÉRICA



Unos días antes de Navidad, Colón, que estaba haciendo un reconocimiento de las costas de Haití, debido a una mala maniobra, encalló la nao Santa María, provocándole tantas fugas de agua que quedó inservible para poder regresar a España.  Los marineros que se salvaron del desastre y un buen número de indígenas de las cercanías consiguieron rescatar lo que pudieron de la carga y lo que es más importante para esta historia: tablas y maderos de los mástiles. Con ellos y con tesón consiguieron construir un fortín para defenderse de la intemperie y de los caribes que asolaban las costas. Éste quedó terminado el día 25 de Diciembre de 1492 y por esta razón se le llamó Fuerte de Navidad o de Natividad.

Cristóbal Colón, nuevo almirante de la Mar Océana tras el Descubrimiento, quiso convertir el hundimiento de la Santa María en un hecho providencial ante los hombres, diciéndoles que Dios había querido que la nao encallara para construir este primer emplazamiento, aunque en su interior sabía que era una desgracia pues ya solo quedaba una nave a la espera de que volviera Martín Alonso Pinzón con La Pinta, pues muchos hombre deberían quedar allí ya que si embarcaba a todos a bordo sería imposible volver a España. Así que 39 hombres se quedaron en tierra con una buena provisión de pan, semillas y vino.

Cuando éstos vieron que las naves se adentraban en el mar, cuentan las crónicas que muchos de ellos lloraron pues sabían que ya no volverían. Y, desgraciadamente, acertaron pues cuando Colón regresó se encontró destruido el Fuerte y a todos sus ocupantes muertos debido a un ataque de los indios.

martes, 24 de diciembre de 2013

HERNÁN CORTÉS Y EL PAVO DE NOCHEBUENA



Se dice que  cuando Hernán Cortés estaba cerca de Tenochtilan, un buen día un pájaro, parecido a una gallina, pero más gordo, se paró delante de su caballo. A los conquistadores les llamó mucho la atención aquel animal pues al igual que la mencionada gallina parecía no volar y además se paseaba delante de ellos con el pecho inflamado, tan gallardo y con las plumas negras y rojas erizadas, que muy pronto los hombres de Cortés empezaron a decir que se parecía a un pavo real. De ahí le vino el nombre de pavo.

Muchos de ellos, temerosos de que aquel ser fuera peligroso, le empezaron a tirar piedras para alejarlo, pero un indio llamado Ayauhtli (Niebla) les dijo que lo dejaran en paz pues además de ser un animal sagrado que servía como intermediario para pedir lluvia a los dioses, también era un animal muy rico. Y para demostrar esta afirmación lo cazó y les preparó una comida con él. Ésta consistía en una cazuela de pavo hervido recubierto de chocolate caliente. Cortés y los suyos al asomarse a aquel comistrajo, al verlo tan oscuro les produjo arcadas pero cuando lo probaron les pareció un manjar digno de reyes. De este modo, cuando aquellos conquistadores volvieron a la Península no se olvidaron de traer una buena provisión de chocolate y “gallinas de las Indias”, las cuales adquirieron tanta fama que pronto fueron conocidas en las mejores mesas de Europa.

lunes, 23 de diciembre de 2013

CERTIFICANDO UN BESO



Para que luego digan que Fernando VII era un rey impopular. Lo será ahora, pero no en su época ya que incluso entonces tenía hasta fans. Como por ejemplo María Ángeles Bivern, la cual luchó valerosamente en primera línea defendiendo la ciudad de Gerona en 1809 agrupada en la famosa Compañía de Santa Bárbara. Tanto fervor le tenía al monarca que cuando acabó la guerra solicitó a las autoridades un certificado en el que se explicara que ella había besado dos veces la mano del rey Fernando VII al volver éste del exilio.

domingo, 22 de diciembre de 2013

LA ABUNDANCIA DEL FÉNIX DE LOS INGENIOS



Normal que Cervantes lo llamara “el monstruo de la naturaleza”. Los números de su producción literaria avalan esta expresión. Actualmente se conservan 426 obras y 42 autos sacramentales, una cifra bastante baja si se toma en consideración a los estudiosos que creen que escribió más de 1500 piezas de teatro, que sumarían alrededor de 133.000 paginas y 21 millones de versos. Esto quiere decir que podemos considerar a Lope de Vega como uno de los escritores más prolíficos de la historia.

sábado, 21 de diciembre de 2013

EL PINTOR DESCABEZADO



Francisco de Goya y Lucientes murió en 1828 en Burdeos (Francia) pero hasta que no pasaron sesenta años (1888) el gobierno español, de la mano del cónsul Manuel Pereyra, no solicitó que repatriaran lo que quedaba del cuerpo. Pero para sorpresa de todos los presentes al abrirse el panteón donde estaba el artista se dieron cuenta de que falta algo muy importante en la anatomía de cualquier persona: la cabeza. A pesar de este contratiempo el proceso de repatriación siguió su curso, aunque debido a unos problemas burocráticos los restos de Goya no descansaron en paz en la ermita de San Antonio de la Florida hasta 1919. Aunque sin cabeza.

Entonces ¿dónde está? Aquí comienza el juego de conjeturas. Se sabe que el artista antes de morir, e importándole poco el destino de su restos, cedió su cabeza al doctor Lafargue para que la estudiara. Pero esta idea choca con el testimonio de la mujer del pintor Brugada, discípulo de Goya, quien asegura que el artista fue enterrado con la cabeza y que ésta además portaba un sombrero de seda. Cuando el cónsul español en Francia abrió la tumba verdaderamente halló este ajuar funerario. Nadie en su sano juicio pondría un sombrero a un difunto si éste no llevara cabeza. Así que lo más lógico es que la cabeza se perdiera en el traslado del cuerpo desde Francia.

Pero la duda persiste ¿por qué Francisco de Goya está descabezado, y dónde se halla su noble testa? En 1945 los científicos creyeron encontrar la solución al abrir la tumba de la duquesa de Alba pues se pensaba que allí estaría la cabeza a los pies de esta alta dama. Sin embargo no solo no la encontraron allí, sino que además vieron que a la duquesa también le faltaba un pie. En cambio otra teoría viene a decir que la culpa de la desaparición de la cabeza la tiene otro pintor, pues en 1928 salió a la luz un cuadro de Dionisio Fierros en el que aparecía una calavera sin mandíbula. Para más inri el cuadro tenía una anotación en el reverso que venía a decir “Cráneo de Goya pintado por Fierros (1849)”. Si esto fuera verdad esta pintura fue echa veinte años después de la muerte del artista. Además la viuda de Dionisio Fierros afirma que uno de sus hijos se la llevó a la Universidad de Salamanca y que haciendo prácticas en la Facultad de Medicina por accidente la rompió en varios trozos.

Si al final se confirma que es cierto, en verdad que sería un triste final para una de las cabezas más importantes de la Historia.

viernes, 20 de diciembre de 2013

DOS TITANES UNIDOS POR EL CORDÓN UMBILICAL



Es de sobra conocida la anécdota del nacimiento del rey Carlos I de España y V de Alemania. Un 24 de Febrero de 1500 durante un baile en Gante, Juana, la madre de Carlos, comenzó a sufrir los dolores del parto, y como no podía ponerse a dar a luz delante de todos los invitados, salió con urgencia del salón metiéndose en la primera habitación que encontró libre, en este caso un retrete. Así fue como el futuro gran emperador del Sacro Imperio Germánico y de los Dos Mundos vino al mundo.

Pues bien, aunque parezca raro, otro gran hombre de la historia también nació en circunstancias parecidas. Se trata de Winston Churchill. Un 30 de Noviembre de 1874 mientras se celebraba un baile en la residencia de los duques de Malborough, Jennie Jerome, esposa de lord Randolph, al igual que Juana siglos antes, empezó a sentirse mal dándose cuenta de que estaba a punto de tener a su hijo allí mismo. Ante la mirada atónita de todo el mundo salió corriendo y al no encontrar una habitación libre se metió no en un retrete sino en el guardarropa. Así pues Churchill, el gran político que doblegó a Hitler,  vino al mundo rodeado de sombreros, plumas y abrigos de pieles.

jueves, 19 de diciembre de 2013

LOS COLORES DE LA GUARDIA SUIZA



El Papa Julio II fue era un auténtico príncipe del Renacimiento ya que no solo le agradaba el arte sino también el sonido de los tamboriles de guerra. Por eso se le conoce como el Papa Guerrero. Una de sus ambiciones era recuperar los territorios papales repartidos por toda Italia, por lo que se pasaba todo el rato con la espada en la mano, además de estar discutiendo continuamente con Miguel Ángel gritándole aquello de “¿cuándo vas a acabar?” (refiriéndose a la magna obra de la Capilla Sixtina). Así pues Julio II, dadas sus aficiones bélicas, un día se dio cuenta que necesitaba un grupo de guardaespaldas que velaran por su vida y por las posesiones vaticanas. De esta manera el 22 de Enero de 1506 creó su propia guardia personal, más conocida a través de la historia como la Guardia Suiza. ¿Y por qué suizos? Porque en aquellos momentos eran los mejores mercenarios de la época.

En un principio fueron 150 miembros y solamente se les exigía ser fervientes católicos. En la actualidad son alrededor de 100 y además de tener que ser católicos se le pide al que quiere ingresar en este cuerpo tener entre diecinueve y treinta años, medir más de 1’74 metros y no estar casado, aunque el celibato no es obligatorio. Pero lo que más llama la atención de estos guardias no es la fanática devoción al papa de turno sino los llamativos colores de su uniforme. Siempre se ha dicho que éste fue confeccionado por el artista preferido de Julio II: Miguel Ángel. Pero esta leyenda urbana es más falsa que un euro de corcho, pues se sabe que las bandas amarillas y azules eran los colores de la familia Della Rovere, es decir de la familia del Papa Julio II. Lo de añadir una franja roja es posterior cuando su sucesor, León X, la puso en el uniforme debido a que era el color de la dinastía Médici a la que éste pertenecía.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

CERDIPARANOIA



Existe un dicho que reza “Del cerdo se aprovecha hasta el rabo”. Mucha gente que ahora lee esta frase seguro que esta asintiendo con la cabeza, pues bien, decirles que aunque en materia culinaria esto es normal hubo un rey que no quería saber nada de los cerdos, ni de lo rico que está ni de sus andares. Se trata de Luis VI de Francia (1081 – 1137) el cual le tenía tirria a este animal ya que por culpa de uno de ellos murió su hijo Felipe con tan solo quince años. Se dice que mientras cabalgaba por las calles de París uno se le metió entre las patas de la montura lo que provocó que el caballo se asustara haciendo que el joven príncipe cayera y se rompiera la cabeza contra el suelo. A raíz de este accidente Luis VI no quiso ver a ningún cerdo trotando por París ordenando que todos fueran encerrados en establos o casas. Así pues todos desaparecieron de vista… ¿Todos?... no, todos no, pues en el decreto de Luis VI hubo una salvedad: los cerdos de la Abadía de San Antonio sí podían andar libremente por donde quisieran ya que al estar en un centro religioso estaban más cerca de Dios.

martes, 17 de diciembre de 2013

NADA SE PUEDE CONTRA EL DESTINO



¡Qué pena! Faltó muy poco para que esta historia tuviera un final feliz. Hace poco tiempo el Instituto Yivo de investigaciones judías desveló que el padre de Ana Frank intentó tramitar unos visados para él y toda su familia poco antes de verse obligados a esconderse de los nazis. Cuando estaban a punto de ser atrapados Otto Frank estuvo en contacto en Abril de 1941 con Nathan Straus para que le consiguiera pasajes a Estados Unidos. Este hombre, que era hijo del propietario de los almacenes Macy’s, lo intentó varias veces pero debido a los nazis y a las trabas que ponía el gobierno estadounidense a la inmigración fue imposible el traslado de la familia Frank a América. Desesperado ante el fracaso Otto lo intentó de nuevo pero esta vez queriendo obtener visados cubanos que le costarían alrededor de 2500 dólares cada uno. El 1 de Diciembre de ese mismo año el gobierno cubano solo pudo emitir uno a su nombre, el cual fue anulado diez días después debido a que Alemania declaró la guerra a Estados Unidos. A la familia Frank se le acaban de cerrar todas las salidas, viéndose obligados a esconderse del terror nazi.

Después de pasar dos años escondidos (desde el 9 de julio de 1942 hasta el 4 de agosto de 1944) fueron arrestados debido al chivatazo de un informador holandés. Otto fue el único superviviente. Su mujer Edith murió de hambre en Auschwitz y Ana y su hermana mayor Margot fallecieron en el de Bergen-Belsen.

lunes, 16 de diciembre de 2013

EL REY DEL MAL OLOR



Enrique IV de Francia (1553 – 1610), alias el Caballero Verde, también conocido como el rey a quien le vino bien decir aquello de “París bien vale una misa” era famoso por muchas cosas: mujeriego, inteligente, y que… ¡nunca se lavaba!. Tanto era el pestazo que emanaba de su cuerpo que algunas de sus amantes, y la propia reina, se desmayaron en la misma cama al no poder soportar aquel olor tan nauseabundo. Aun así, también se sabe que  otras amantes no tenían problema en compartir lecho con el rey ya que eran aficionada a aquel olor rancio de macho cabrío.

domingo, 15 de diciembre de 2013

¡QUE NOCHE LA DE AQUEL DÍA!



Cuando tenía 14 años,  en el 218 d. C, Heliogábalo fue coronado emperador de Roma. Era de origen sirio y ya su nombre indicaba que algunas cosas iban a cambiar en la Ciudad Eterna. Este nuevo emperador tomó su nombre del dios sirio del Sol Elegabal a quien desde su tierna infancia ya adoraba y nada más llegar a Roma lo primero que hizo fue instalar a este dios por encima de todos los que ya existían en el Panteón romano. Esta preferencia en un principio no molestó mucho a la ciudadanía que ya había visto a otros emperadores tener preferencias por uno u otro dios. Pero lo que más le llamó la atención a los romanos fue que a diferencia de otros dirigentes anteriores éste tuviera la costumbre de llevar un pene disecado en la cabeza y que aborreciera a los mujeres, pues el mismo decía que quería convertirse en una de ellas y para ello no dudaba en pintarse los ojos, ponerse afeites caros y ropas femeninas y estar todo el rato con un amante bien dotado sexualmente. Uno de ellos era un antiguo cocinero de palacio llamado Zoticus de quien se decía que tenía un pene superlativo. Aunque poco le duró la diversión ya que tiempo después fue expulsado por que una noche no había conseguido una buena erección.

Desviaciones sexuales y locuras imperiales ha habido muchas en la historia de Roma, pero con las de Heliogábalo se escribir varios volúmenes. Sobre todo destacan las fiestas que organizaba, en las que los excesos y las locuras iban juntas de la mano con el peligro de muerte instantánea. Les pongo unos ejemplos: Le gustaba que en los banquetes que se celebraban en verano todo debía de ser del mismo color, es decir triclinios, túnicas, paredes, hasta los invitados debían tener el mismo color de ojos, unos días marrones, otros verdes, otros azules… todo a juego con el mobiliario. También había jaranas en las que pedía a los invitados que trajeran su propia comida, y si algún plato no le gustaba, condenaba al pobre desgraciado a estar un mes en ayunas sin probar ningún tipo de alimento ni bebida. Por supuesto esto era una condena de muerte en toda regla. A veces le gustaba invitar solamente a personas que tuvieran alguna tara física o psíquica, por ejemplo tuertos, sordos, locos… E incluso le divertía invitar a cinco personas con obesidad mórbida y ver como éstos se sentaban a la vez en un triclinio. Si no lo conseguían, eran ejecutados allí mismo. También tenía la costumbre de poner cojines de broma rellenos de aire bajo los traseros de los invitados para que parecieran que tuvieran aerofagia. Aun así, Heliogábalo, a pesar de ser un fiestero consumado, le desagradaban los borrachos, y el que tenía la osadía de embriagarse al despertar tenía una desagradable sorpresa, ya que nada más abrir los ojos se daban cuenta de que estaban en una habitación rodeado de leones, panteras, osos salvajes, y cualquier otro tipo de animal peligroso a punto de comérselos vivo.

Numerosas son las locuras de estas bacanales, pero la historia ha consignado una entre todas ellas, la conocida como “Las Rosas de Heliogábalo”. Un día tuvo la ocurrencia de ordenar a sus esclavos que fueran al monte a recolectar flores y que las pusieran en una gran sabana que había en el centro de la sala de fiestas. Cuando estuvo llena mandó que la izaran y quedara suspendida hasta que él lo ordenara. Por la noche, en mitad de la fiesta, a un gesto suyo los esclavos soltaron la pesada lona y miles de estos pétalos cayeron sobre los invitados, y tantos había que muchos de ellos prácticamente se ahogaron en un mar de delicados aromas abrumados por el peso. Mientras veía como se morían el emperador no hacía otra cosa que tocar el pene disecado que tenía en la cabeza y reír como un loco… que es lo que evidentemente era.

sábado, 14 de diciembre de 2013

EL ALUMNO SUPERA AL MAESTRO



En 1468, Piero da Vinci, padre del mítico Leonardo Da Vinci (1452 - 1519), sabiendo del gran potencial que éste tenía llevó a su hijo al taller de Andrea Verrocchio (1435 – 1488) para que tomara clases con el artista florentino. Antes de admitirlo le hizo un pequeño examen y Leonardo con gran maestría le hizo unos bocetos que sorprendieron mucho a su nuevo maestro. Allí empezó a aprender las técnicas pictóricas no solo de su maestro sino también de otros alumnos brillantes, como por ejemplo Sandro Botticelli. Aun así, Leonardo Da Vinci era un auténtico titán rodeado de hormigas pues se cuenta que una vez Verrocchio estaba trabajando en una pintura titulada el Bautismo de Cristo y encargó a su discípulo, es decir a Leonardo, que pintara uno de los ángeles situados a la izquierda del lienzo. El maestro le dejó hacer sin poner ninguna traba, pero cuando vio el resultado, no tuvo más remedio que rendirse ante la increíble capacidad y belleza de lo que había pintado. Tanta fue la perfección que Leonardo puso en estos ángeles que Andrea Verrocchio no tocó nunca más un pincel, pasando a dedicarse a la escultura a tiempo completo. Sin duda Andrea Verrocchio fue la primera victima artística del incomparable Leonardo Da Vinci.

viernes, 13 de diciembre de 2013

¿QUÉ ERA LA OPRICHNINA?



El famoso Zar de Rusia, Iván el Terrible (1530 – 1584), temiendo el poder de los boyardos, es decir de la aristocracia, creo en 1565 un sangriento cuerpo policial llamado la Oprichnina. Los miembros de esta organización, los oprichniki, se distinguían por ir vestidos de negro y montar caballos del mismo color los cuales no tuvieran ninguna mancha de otra tonalidad. Además llevaban colgados del arzón de sus monturas dos símbolos muy peculiares: una escoba y una cabeza de perro. El significado del primero es bastante obvio, limpiar toda Rusia de enemigos del Zar; en cambio la cabeza de perro venía a decir que este cuerpo tan siniestro siempre estaba alerta.

A la Oprichnina le estaba permitido todo tipo de desmanes, y se le disculpaba cualquier crimen por muy sangriento que fuera. Por ejemplo en 1570 Iván el Terrible acusó al arzobispo de Novgorod de conspirar contra él. Así pues los oprichniki sitiaron la ciudad y la prendieron fuego. A golpe de sable murieron más de 60.000 personas. Los pocos supervivientes fueron obligados a adentrarse en los campos nevados donde morirían poco tiempo después de hambre y enfermedades. Esta organización no tenía límites y nunca estaba saciada. Muchas de las calles de Moscú eran de su propiedad. Un buen número de familias nobles fueron masacradas, incluyendo cualquier persona que estuviera a su servicio. Para tal fin no dudaban en utilizar cualquier arma, arrojar a las victimas al Volga  para que se ahogaran, estrangulamientos masivos, latigazos y torturas a cada cual más salvaje como el empalamiento o asarlas vivas a fuego lento.

Sobre Iván  el Terrible existen muchas anécdotas, entre ellas destaca, no me resisto a ponerles como murió, pues cuando se aproximaba su fin, aquejado de muchas dolencias internas, mandó llamar a setenta brujas a Moscú para que le curaran, pero cuando llegaron ante él todas predijeron que moriría sin remisión el 18 de Marzo de ese mismo año. Y efectivamente el primer Zar de Rusia murió ese mismo día. La aciaga profecía de las brujas no había fallado.

jueves, 12 de diciembre de 2013

LAS LETRAS Y EL DESEMBARCO DE NORMANDÍA



Menudo susto se debió de llevar el redactor de crucigramas del Daily Telegraph cuando días antes del Desembarco del Normandía recibió la visita de unos agentes del servicio de inteligencia británicos acusándole de ser un posible espía alemán. Estos agentes especiales habían recibido la orden de interrogar al redactor ya que en distintos crucigramas publicados el 2 de Mayo y el 2 de Junio habían aparecido palabras claves del propio desembarco. Éstas eran las siguientes: Utah y Omaha eran las dos playas del desembarco del sector americano; Overlord, era el nombre de la operación del Día D; Neptune, era la operación naval que se había de realizar a la vez; y Mulberry, el curioso nombre de los pontones que los aparatos pesados utilizarían para desembarcar en las playas una vez conquistadas, y que crearía el puerto artificial de Arromanches. Al final el redactor no fue detenido pues se llegó a la conclusión de que los había escrito antes de esas fechas y que eran fruto de la casualidad.

martes, 10 de diciembre de 2013

JAMES BOND, LICENCIA PARA ESTUDIAR PÁJAROS



Cuando Ian Fleming empezó a escribir la primera novela de James Bond, Casino Royale, el que sería el agente secreto más famoso de la historia estuvo a punto de tener un nombre bien distinto, ya que el autor no le encontraba uno digno para un hombre que tuviera licencia para matar. El sabía que debía ser “breve, carente de romanticismo, anglosajón y muy masculino”. Un día dando vueltas en su estudio sus ojos se posaron en un libro de ornitología titulado Guía de pájaros de las Indias occidentales. Pero lo que más le llamó la atención no fue el título sino el nombre del autor, James Bond, y su foto que respondía perfectamente a la fisonomía que debía tener su personaje. Fue en este punto cuando nació uno de los iconos de la cultura popular más famosos del siglo XX.

Tiempo después Mary Wickham, la esposa de Bond, el ornitólogo, recibió una carta de Ian Fleming en el que les ofrecía a modo de compensación “a ella o a su esposo un uso ilimitado del nombre Ian Fleming, con cualquier propósito en el que crean les pueda servir”.

lunes, 9 de diciembre de 2013

LAS VISIONES DE GEORGE WASHINGTON



En 1859 Wesley Bradshaw, editor de la revista National Stripes, entrevistó a un antiguo compañero de George Washington, Anthony Sherman, quien le contó que a principios de la Guerra de Independencia el primer presidente de los Estados Unidos de América tuvo tres visiones que le marcarían para siempre. Todo comenzó a principios de la revolución, en una tarde de invierno de 1777 en Valley Forge. Washington, estaba bastante atribulado por los derroteros de la guerra, y mientras intentaba escribir un mensaje sintió cerca de él la presencia de un “hermoso ser” que con voz misteriosa le dijo: “Hijo de la República, mira y aprende”. Acto seguido lo condujo a través de una neblina hasta un vasto espacio en el que se podían ver todos los continentes. Del mar surgió un ángel oscuro el cual roció unas gotas en el Océano Atlántico. Enseguida se formó un gran banco de niebla que acabó posándose sobre las Trece Colonias. De aquel misterioso vapor se podían oír los gritos y gemidos de los colonos. El significado era evidente: la Guerra de Independencia iba a devastar a la joven nación americana.

Anthony Sherman también cuenta que George Washington tuvo aquel día otras dos visiones más. En la segunda un espectro negro se acercaba desde África y extendía su sombra por todo Estados Unidos. En cuanto el halo negro estuvo por encima, todos los ciudadanos empezaban a luchar entre si, hermanos contra hermanos. Cuando todo parecía perdido un nuevo ángel, esta vez dorado, aparecía con una corona de luz en la que se podía leer “Unión”, y de manera majestuosa colocaba una bandera encima de la nación dividida mientras decía: “Recuerden, son hermanos”. La Guerra Civil Americana, que tuvo a la esclavitud como consecuencia principal, comenzó dos años después de la entrevista a Sherman.

La tercera visión era más intrigante, pues el futuro presidente estaba vez vio como muchos ejércitos provenientes de Asia, África y Europa devastaban el país con un arma que brillaba con “una luz como mil soles”. Este rápido resplandor envolvía a toda la tierra en una nube de terror. De nuevo surgió del océano un ángel pero esta vez roció de agua el continente americano, y al igual que las flores empezaron a brotar de la tierra un buen número de ciudades tras disiparse la oscura nube. Fue entonces cuando aquel “hermoso ser” se giró hacia Washington y con voz cristalina le dijo: “todo el mundo unido no triunfaría contra la república”. ¿Tal vez se trate de una futura Guerra Mundial y de las terribles consecuencias que pueden tener las armas nucleares?

Tras aquellas visiones, asegura Sherman, Washington se sintió elegido por la providencia para llevar a su país a la victoria contra los ingleses.

domingo, 8 de diciembre de 2013

PASAR MÁS HAMBRE QUE UN MAESTRO DE ESCUELA



Fue proverbial el hambre que pasaron muchos maestros de escuela durante el siglo XIX los cuales no recibían más sustento que la peregrina voluntad de los padres de sus alumnos. De esta carestía nació la frase Pasar más hambre que un maestro de escuela, expresión que hoy en día todavía se utiliza cuando alguien se refiere a una persona que pasa mucha hambre. Pues bien, quien mejor la ejemplificó fue el matemático Julio Rey Pastor cuando un alumno le preguntó que cuál era el principio del término infinito. El profesor, escuálido como estaba, sin ruborizarse le dijo:

Para mí el infinito empieza a partir de las mil pesetas.

sábado, 7 de diciembre de 2013

POR UN PUÑADO DE BELLOTAS



Manuel Godoy (1767 – 1851) era natural de Badajoz, y pertenecía a una familia hidalga pero pobre. Entonces ¿cómo fue posible que a partir de los diecisiete años comenzara una espectacular carrera llegando a ser Ministro Universal, Príncipe de la Paz, Generalísimo e incluso Grande de España? Pues gracias, por un lado al fruto de la encina, es decir la bellota, y por otro el encaprichamiento de una reina y la bonhomía de un rey. Me explico: en 1784 Manuel Godoy llega a la Corte de Carlos III como simple guardia de Corps, y muy pronto comenzó a gozar de la vida festiva de Madrid. Era costumbre de esta guardia que durante la Semana Santa sacaran en procesión a un Cristo que era venerado en la iglesia de San Sebastián situado en la calle de Atocha. Parece ser que los guardias tenían por costumbre, mientras avanzaba la procesión, galantear con las damas. En una de estas festividades, en 1788, se dice que Manuel Godoy, al igual que sus compañeros, también hacia galanterías a las mujeres, pero a él se le había ocurrido llevar un pequeño saco de bellotas para arrojarlas de manera graciosa a las que le parecían más guapa. Tanto se esforzaba al arrojarlas que hubo un momento que perdió el equilibro, hecho que asustó a su propio caballo el cual dio un traspiés y le arrojó al suelo, con lo que el Cristo y sus compañeros se cayeron también.

La noticia de este accidente llegó a oídos del príncipe Carlos (futuro Carlos IV) y rápidamente llamó al travieso Godoy para reprimirle tan fea conducta. Mientras el príncipe y su esposa Maria Luisa de Parma, le preguntaban los motivos de aquel estropicio, la charla se fue haciendo muy amena al comprobar la joven pareja real que tenían gustos parecidos con el guardia de Corps, pues a este le gustaba jugar al ajedrez como a Carlos y tocar la guitarra al igual que a Maria Luisa. Desde ese momento se hicieron compañeros inseparables. Godoy había encontrado el camino hacia la gloria.

viernes, 6 de diciembre de 2013

¿A QUÉ INFANTA LA LLAMABAN "LA CHATA"?



A Isabel Francisca de Asís de Borbón (Madrid 1851 – París 1931). Era hija de Isabel II y hermana de Alfonso XII. El apodo castizo de La Chata le viene por la gran simpatía que generaba en el pueblo madrileño y por su bondad y cariño con todo el mundo. Tanto se le apreciaba que cuando se instauró la Republica (1931) las autoridades no quisieron, a pesar de ser de sangre real, que abandonase el país. Aun así, fiel como era marchó al extranjero muriendo en Francia cinco días después. Muchos españoles sintieron esta pérdida pues durante toda su vida dio muestras de ser una mujer que no le importaba alternar con el pueblo llano. Por ejemplo le gustaban los toros e irse de caza; le encantaba acudía a las tabernas y tomarse un buen vino acompañado de platos típicos de Madrid; e incluso cuando estaba en Aranjuez invitaba a los veraneantes a subir a su carroza, previa invitación por tarjeta, para que no tuvieran que ir a pie todo el rato.

jueves, 5 de diciembre de 2013

BREVE HISTORIA DE LA NAVIDAD - Francisco José Gómez



Adeste, fideles, laeti, triumphantes,
Venite, venite in Bethlehem:
Natum videte Regem Angelorum…

En el momento en que principio esta breve reseña, en las calles de muchas ciudades de España los ayuntamientos y grupos vecinales comienzan a poner las luces de Navidad. Los comerciantes poco a poco sacan a la venta productos especiales para esta época, y rescatan de los trasteros muñecos, belenes y espumillones para atraer a los clientes, y finalmente, incluso, las agencias de viajes sacan a la luz planes y rutas especiales a buen precio para pasar una Navidad y Año Nuevo en lugares encantadores y llenos de magia. Todo vale para publicitar estas santas fiestas, pero pocos se dan cuenta que el verdadero sentido de ellas y el significado arcano que encierra cada rito y celebración ha quedado sepultado bajo toneladas de abetos y papa noeles agarrados en una difícil pirueta en el alfeizar de una ventana. Y más que una celebración especial, con más de dos mil años, hemos convertido a la Navidad en una costumbre cansina y repetitiva que en nada tiene que ver con lo que fue. Es por ello que cualquier pequeño gesto para recuperar aquellos valores sea bienvenido en esta época de descreimiento y mercantilismo. Uno de estos paréntesis que nos retrotraen a lo más profundo de nuestro ser es este libro que tengo entre las manos: Breve Historia de la Navidad, de Francisco José Gómez, editado este año por Nowtilus. (Sigue)

LA MONJA QUE NO QUERÍA SER GUAPA



La religiosa Isabel Floret, más conocida como Rosa de Lima (1586-1618) fue la primera santa sudamericana en el Virreinato de Perú. Desde que era joven se sintió fascinada por todo lo que tuviera que ver con la religión cristiana, pero desgraciadamente vio en su belleza un impedimento para conseguir la santidad. Así que hizo todo lo posible por afearse. Por ejemplo un día en que iba de paseo un joven que pasó a su lado alabó la belleza de su rostro, y ésta, sintiéndose muy ofendida, se rasgó la cara con las manos, y para marcar más las heridas se las roció con pimienta y sal. Pero aquí no termina su tormento pues otro día alguien le comentó que tenía unas manos preciosas, por lo que nada más llegar a su casa las hundió en lejía para decolorarlas y hacerlas más feas.

Se dice que era muy voluptuosa, y es por ello que, para adelgazar, comía como un pajarito, y lo poco que ingería era amargo y de mal aspecto. Igualmente para acabar con su piel se ponía debajo del hábito una blusa muy áspera que le producía sarpullidos, y llevaba alrededor de la cadera una cadena bien prieta que al andar le ocasionaba heridas bastante hondas. En todo quería parecerse a Jesucristo, y no perdía ocasión en imitar cualquier padecimiento que éste hubiera tenido cuando estaba vivo allá en Palestina. Por ejemplo le gustaba decorar su frente con una corona de espinas de plata, y vivir en la absoluta pobreza alojándose en una mísera choza en el jardín de la casa de sus padres, donde se pasaba doce horas rezando, otras diez trabajando y solamente dos las empleaba para dormir.

Ningún castigo le parecía suficiente para acabar con lo que ella consideraba pecado: su propia belleza.

miércoles, 4 de diciembre de 2013

¡ESO NO ERA LO ACORDADO!



A comienzos de Agosto de 1704, en plena Guerra de Sucesión, la flota británica y holandesa al mando del almirante George Rooke y el general austriaco Jorge de Hesse-Darmstadt pusieron cerco a Gibraltar tras el fallido intento de tomar Barcelona en Mayo de ese mismo año. Tras varios días de continuo cañoneo (tan fuerte fue que el mismo humo no dejaba ver a los artilleros de los barcos) y de feroces asaltos por parte de las fuerzas aliadas, los escasos defensores de la ciudad, que estaba gobernada en ese momento por el sargento mayor Diego de Salinas,  viendo que la defensa de la ciudad era imposible y también por salvar a la ciudadanía, decidieron el 4 de Agosto rendirse con honores.

De los cinco mil habitantes que había en ese momento en Gibraltar solo 60 se quedaron para ver como los ingleses y holandeses tomaban posesión de la plaza. Lo curioso del asunto es que mientras las fuerzas del príncipe de Darmstadt habían izado el estandarte real del archiduque Carlos de Austria, pretendiente al trono español, en las murallas de la ciudad, los ingleses mientras tanto, sin previo aviso, izaron la suya por otro lado y tomaban posesión de Gibraltar en nombre de la reina Ana. Finalmente Felipe V en el Tratado de Utrecht (1713) concedió definitivamente a Gran Bretaña “la plena y entera propiedad de la ciudad y castillos de Gibraltar (…) para que la tenga y goce con entero derecho y para siempre”, con la única condición de que si alguna vez la vendiera España sea la primera en la puja.

martes, 3 de diciembre de 2013

CASAS A LA MALICIA



Durante la Edad Media, existía una ley conocida como Regalía de Aposento que dictaminaba que los dueños de una casa tenían que ceder la mitad de ésta a funcionarios reales o trabajadores de la Corte mientras los reyes estuvieran en un pueblo o ciudad. Es decir que el propietario de una casa debía acoger de manera gratuita a cualquier trabajador de la Corte. ¡Imagínense que problema! Tener que ver diariamente a una persona que no es familiar tuyo andando por tu propio hogar y, encima, servirle. De todas maneras como en aquel tiempo las Cortes en España fueron itinerantes este inconveniente no era eterno y pronto los dueños de las casas se veían libres de esta carga. Pero en 1561 cuando se envió una Cedula Real a la Villa de Madrid indicando que sería la capital de España de manera permanente, esta Regalía de Aposento pasó de ser una molestia pasajera a una auténtica pesadilla para muchos madrileños que vieron como de la noche a la mañana un buen número de funcionarios reales traspasaban sus umbrales con la intención de quedarse en sus hogares para siempre.

Con el traslado de la Corte a Madrid hubo un importante cambio urbanístico en la ciudad, hecho saludado por muchos comerciantes que veían en esta nueva capitalidad un gran numero de ventajas comerciales. Pero al ciudadano de a pie no le hizo mucha gracia. Así que para expulsar a aquellos gorrones decidieron utilizar una de las armas más importantes de este país: la picaresca. Se sabía que no en todas las casas se podía aplicar esta Regalía de Aposento. Estas casas pasaron a llamarse “casas privilegiadas” y muchas de ellas se libraron de esta ley mediante el soborno o las donaciones reales.

Pero no todo el mundo disponía de suficiente dinero para engañar a los funcionarios, así que hallaron la solución en la misma ley, ya que ésta decía que existían “casas de difícil partición”. Es decir aquellas que por ser pequeñas tanto de altura como de anchura no podían ser divididas entre la familia y los ocupantes de la Corte. Por ejemplo las de una sola planta estaban exentas de ser compartidas, así que los madrileños se las ingeniaban para simular el tamaño. Acababan de nacer las Casas a la Malicia, ¿Cómo lo hacían? Pues en muchos casos se ocultaban las habitaciones superiores y se eliminaban los balcones. También se construían establos en los sótanos, y desvanes en la segunda planta. E incluso se reducía al máximo los tejados para que pareciera que la casa era más bajita de lo normal. Como consecuencia de ello el aspecto exterior de las casas y de las calles de Madrid era muy sobrio, pareciéndose más a un mísero poblacho que a la capital de un país. Prueba de ello es que muchos viajeros extranjeros en aquella época hablan de lo pobre que parece Madrid en comparación con ciudades como Londres, París o Roma.

lunes, 2 de diciembre de 2013

¿SABÍAS QUE LA UTILIZACIÓN DEL TENEDOR EN ESPAÑA ES BASTANTE RECIENTE?



A lo largo de la Edad Media la introducción de esta herramienta culinaria en las cocinas europeas y españolas fue bastante irregular, debido sobre todo a la iglesia que lo condenaba por ser un instrumentum diaboli (instrumento del diablo). Por ello es curioso observar como mucha gente del pueblo llano, por miedo a la iglesia, siguió comiendo con los dedos u otras herramientas poco apropiadas, mientras que los reyes y nobles lo hacían con tenedores venidos de fuera, de forma irregular, por temor a ser censurados por sus confesores privados o porque se les considerara cursis o desviados sexuales. Tanta fue la ignorancia que hasta el siglo XIX no se instaló una fábrica de tenedores en España, concretamente en Barcelona.

domingo, 1 de diciembre de 2013

¿QUIÉN ERA PRÍNCIPE PÍO?



La persona que tiene este nombre en una estación de Metro en Madrid, es nada más ni nada menos que Francisco Pío de Saboya y Moura (1672 – 1723). Parece ser que este hombre era un aristócrata italiano que luchó a favor de Felipe V en la Guerra de Sucesión, y debido a su fidelidad y arrojo le fue concedido el Toisón de Oro y el cargo de capitán general en Cataluña. Ganó mucho dinero e invirtió gran parte de él en la compra de terrenos. Lo curioso es que en una de estas propiedades, la madrugada del 03 de Mayo de 1808 el ejercito francés fusiló a un gran número de madrileños. Hecho que constató Goya en uno de sus lienzos más famosos.